Cada 5 de marzo, desde 1998, se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética con el objetivo de concienciar a la población sobre un uso sostenible de la energía.

eficiencia-energetica

Actualmente, uno de los principales problemas a los que tenemos que poner solución es el consumo de recursos naturales por encima de nuestras posibilidades:  A día de hoy, para satisfacer los recursos que consumimos en un año harían falta 1,6 planetas según la Global Footprint Network.

Una de las soluciones para reducir el impacto ambiental, y que además está en nuestras manos, es hacer un uso eficiente de la energía. Nuestros hogares consumen una quinta parte de toda la energía que se consume en España: la calefacción, los electrodomésticos y el agua caliente son lo que más consumen.

Evitar el derroche energético pasa por propuestas como mejorar la iluminación en los hogares a través de la instalación de bombillas LED, más eficientes que las tradicionales; aprovechar las horas de luz natural para las tareas que requieran mejor iluminación; realizar una transición hacia una movilidad más sostenible, escogiendo otras formas de transporte más allá del vehículo privado; o apagar luces y electrodomésticos cuando no se esté haciendo uso de ellos.

La ineficiencia energética de nuestros edificios es culpable de hasta el 40% de las emisiones que se vierten a la atmósfera, se calcula que un 99% de las viviendas españolas sufre pérdidas de calor innecesarias a causa de esta ineficiencia. La rehabilitación energética de los edificios es otra de las medidas a las que más atención se le está prestando tanto a nivel nacional como a nivel europeo. El gobierno tiene listo un nuevo plan de ayudas públicas para la rehabilitación energética de edificios, con un 50% más que el plan anterior aprobado en 2018.

Si te interesa esta materia, recomendamos el curso de Ahorro y Eficiencia Energética, que aporta las herramientas necesarias para hacer frente al reto energético.

Etiquetas: