El auge del comercio ilegal de productos de la vida silvestre está erosionando la preciosa biodiversidad de la Tierra, robándonos nuestro patrimonio natural y llevando a especies enteras al borde de la extinción. La matanza y el contrabando también están socavando las economías y los ecosistemas, impulsando el crimen organizado y alimentando la corrupción y la inseguridad en todo el mundo.

Los delitos contra la naturaleza ponen en peligro a los icónicos elefantes, rinocerontes, tigres, gorilas y tortugas marinas. En 2011, una subespecie del rinoceronte de Java se extinguió en Vietnam, mientras que los últimos rinocerontes negros occidentales desaparecieron en Camerún ese mismo año. Los grandes simios han desaparecido de Gambia, Burkina Faso, Benín y Togo, y otros países podrían ser añadidos a esta lista muy pronto. Las víctimas menos conocidas incluyen a los cálao de yelmo y los pangolines, así como las orquídeas silvestres y las maderas como el palo de rosa; ¡las flores y la madera también se consideran parte de la vida silvestre!

Enormes esfuerzos por combatir el tráfico ilícito – incluyendo políticas más fuertes, campañas de sensibilización e inversiones en la conservación comunitaria y en la aplicación de la ley – han tenido algunos grandes éxitos. Sin embargo, muchas especies permanecen en situación de riesgo y se necesitará un esfuerzo dedicado y sostenido de cada uno de nosotros para cambiar este rumbo.

¿Cómo podemos hacerlo? Un mayor número de personas tiene que entender el daño que este negocio ilícito le está haciendo a nuestro medio ambiente y medios de vida, a las comunidades y a nuestra seguridad. Debemos cambiar nuestros hábitos y comportamientos de modo que la demanda de productos silvestres ilegales disminuya. Una mayor concientización y acción empujará a los gobiernos y a los organismos internacionales a introducir y a aplicar leyes más duras y a combatir a aquellos que aún estén dispuestos a romperlas.

El tema de este año para el DMMA – Go Wild for Life (Enloquezca por la Vida) – le anima a celebrar por todas aquellas especies que están en peligro y a tomar medidas para ayudar a protegerlas para las generaciones futuras. Esto puede ser acerca de los animales o las plantas que estén amenazadas dentro de su área local, así como a nivel nacional o mundial – ¡muchas extinciones locales eventualmente se sumarán a una extinción global! Quien quiera que usted sea, y dondequiera que viva, muestre una tolerancia cero para el comercio ilegal de especies silvestres tanto de palabra como de acción, y marque así una diferencia.

http://www.wed2016.com/es

Etiquetas: , ,