Las actuales orientaciones políticas en nuestro entorno asignan a los países empobrecidos el papel de proveedores de mano de obra barata y recursos naturales a una economía desigualmente globalizada. Al abrigo de este modelo, el turismo se vende como una vía rápida, sencilla y barata hacia el desarrollo.

La realidad muestra lo contrario. El turismo que reciben los países empobrecidos se caracteriza por un grado de beneficios muy bajo para la economía local:

- La mayor parte del desembolso que realiza el/la turista acaba engrosando las ganancias de las empresas que controlan la actividad, en su mayoría originarias de los países ricos.

- El impacto en el nivel de vida de la mayoría de la población anfitriona y en su ecosistema suele ser negativo: aumento de las diferencias socioeconómicas, sobreexplotación y contaminación de recursos naturales, desvío de los usos tradicionales del agua para cubrir las necesidades de infraestructuras turísticas, incremento del precio de la tierra, condiciones laborales deplorables, sustitución de sectores productivos tradicionales, explotación sexual, trabajo infantil, etc

Sin embargo, sí es cierto que un turismo de pequeño formato, gestionado por la propia población anfitriona, puede reforzar las economías locales, inclusive los colectivos campesinos, ámbito donde se concentra la mayor parte de la pobreza en el Sur, convirtiéndose en una herramienta de lucha por la Soberanía Alimentaria de los pueblos.

En este sentido, la actividad pretende:

a) Denunciar y sensibilizar sobre los impactos impactos negativos que el turismo conlleva o puede conllevar en las sociedades anfitrionas, así como la imagen distorsionada que los/las visitantes puede

b) Analizar las características de nuevos modelos turísticos basados en la sostenibilidad social, cultural, económica y ambiental y dar a conocer experiencias concretas que se desarrollan actualmente en países del Sur.

c) Buscar y construir herramientas de incidencia en la responsabilidad de turistas, tour-operadores, anfitriones/as e instituciones públicas a la hora de favorecer modelos turísticos sostenibles.

Jueves 10 de mayo a las 19.00 en La Casa Encendida, Ronda de Valencia, 2 (Metro embajadores).

Participan: Rodrigo Fernández Miranda, autor del libro Viajar perdiendo el Sur, una mirada crítica al modelo turístico; Ana Mª Pérez, Fundación Paz y Solidaridad; y Alain Helies, coordinador del Área de Sensibilización de Sodepaz

Organiza: Foro de Turismo Responsable

Etiquetas: , , ,