Propuesta ideada por el Vivero de Iniciativas Ciudadanas (VIC) y el Master de Arquitectura Efímera de la UPM (ETSAM) que explora tecnologías ciudadanas inspiradas en la permacultura que transitan entre entornos rurales y urbanos -conocidos como rurbanos-.

Dispone de una infraestructura espacial experimental para albergar diversos talleres con lógica Do It Yourself, en los que los participantes indagarán en competencias y capacidades de tecnologías permaculturales aplicadas a campos como la energía, la alimentación o el reciclaje.

Mucho se ha hablado durante los últimos tiempos sobre el abandono del ámbito rural, la despoblación, el envejecimiento, la falta de fijación de población, las oportunidades en el campo y la España vacía (o vaciada). La relación entre la ciudad y el campo es siempre compleja y no siempre excluyente: ambos entornos se encuentran íntimamente ligados por relaciones más o menos explícitas y externalidades de diversa índole.

La crisis por el Covid-19 está suponiendo un elemento que acelera, consolida o transforma condiciones vitales, una de ellas la traslación de viviendas y hogares hacia entornos más rurales y periféricos en busca de mayores y mejores espacios ante confinamientos y carencia de espacios de socialización. El entorno rural puede ser uno de los grandes beneficiados de esta crisis gracias a su competitividad en la relación espacio-coste, la implementación del teletrabajo, una menor densidad de población y la mejora de las infraestructuras físicas y digitales.

PERMA propone un ciclo de acción colectiva para repensar las relaciones entre el entorno rural y el entorno urbano a través de tecnologías ciudadanas híbridas que transitan entre la condición rural-urbana –rurbano-. A través del reciclaje, la autoconstrucción y sistemas innovadores (tradición revisitada), este ciclo propone capacitar y empoderar en ámbitos como la energía, los residuos, la alimentación o la reproducción vegetal.

PERMA propone PERMAnecer en entornos rurales a través de técnicas vinculadas a la PERMAcultura que aumenten la resiliencia hibridando conocimientos rurbanos.

Durante una semana, PERMA estará instalado en el Patio de La Casa Encendida con cuatro talleres abiertos y gratuitos -para los que es necesaria la inscripción previa- y donde los participantes podrán aprender a fabricar un biodigestor con Miogas; utilizar la tecnología rocket en estufas, hornos y hogares; explorar fermentos y crear conservas alimentarias propias; o aprender a multiplicar plantas por la técnica de reproducción por esqueje.

Durante el fin de semana, se expondrán en el Patio los trabajos realizados.

Más información