La semana de la lucha contra la pobreza energética, conmemora la tercera y última (del 17 al 23 de febrero) de las extraordinarias oleadas de frío que recorrieron Europa en febrero de 1956. Durante ese mes, Europa soportó unas heladas excepcionales y un frío intenso durante casi un mes, completando el invierno más duro en Europa y España desde que existen registros.

La pobreza energética es un problema que sigue afectando hoy en día a miles de personas. Por eso, a iniciativa de la Semana Europea de lucha contra la pobreza energética surge para dar a conocer este problema e instar a buscar soluciones al respecto.

semana contra la pobreza energetica

ISM