MediaLab Prado, 31 de marzo de 2017

Aunque vivimos en un planeta de recursos finitos, la extracción global de recursos continúa aumentando. La Unión Europea es la región del mundo con mayor dependencia de las importaciones de recursos naturales; desde metales preciosos al agua o la tierra necesaria para producir cada producto que consumimos.

Al mismo tiempo, nuestro modelo económico lineal “extraer, producir,desechar” termina con una cantidad asombrosa de materiales que se tiran. Cada europeo genera 481 kg de residuos urbanos al año, el doble de lo que generábamos hace 40 años.

Además, la industria está bloqueada con sistemas de diseño y producción que producen enormes cantidades de residuos, productos llenos de toxinas, difíciles de desmontar, reparar, reutilizar o reciclar. Con el 80% de los impactos ambientales en la fase de diseño inicial, los residuos ejemplifican que estas consideraciones aún no han sido abordadas de manera efectiva.

Hoy en día, el 60% de los residuos que generamos se destinan directamente a vertederos o incineradoras y sólo el 40% se recoge por separado para ser reciclado y compostado.

Los impactos negativos de estas prácticas son evidentes y dramáticos. Los desechos plásticos constituyen entre el 60% y el 80% de los residuos marinos y es “uno de los problemas de contaminación más extendidos del mundo”, según el PNUMA. Si bien el aumento de la recogida selectiva y el reciclaje tiene un papel que desempeñar, el rediseño representa una vía esencial para responder a este problema.

Por lo tanto, Europa se encuentra en una encrucijada en cuanto a su modelo de producción y consumo. La insostenibilidad del sistema actual no sólo es ecológica sino también social y económica y la necesidad de reinventar el sistema ha configurado la estrategia de la Economía Circular.

El futuro de una Europa que acepta totalmente el objetivo de Residuo Cero y la Economía Circular, es aquella en la que los materiales y la energía se mantienen en el sistema durante el mayor tiempo posible y se conservan los recursos en lugar de desecharlos.

Las ciudades europeas, como algunos de los municipios más avanzados de Residuo Cero, han asumido estos desafíos implementando nuevos sistemas innovadores que han aumentado drásticamente las tasas de reciclaje, mientras reducen la generación de la fracción resto. Otras ciudades como Roubaix, Francia, han apoyado iniciativas de estilo de vida sin residuos, ayudando a las familias de bajos ingresos y a los ciudadanos a reducir sus gastos, reduciendo al mismo tiempo su generación de residuos. Estos ejemplos muestran sólo dos de las maneras en que las ciudades de toda Europa están afrontando los desafíos presentados por esta cultura del usar y tirar y del consumo.

A lo largo de Europa, los diseñadores más pioneros están trabajando en proyectos que hacen frente a la “obsolescencia programada” y el despilfarro de envases. Estos planes tienen como objetivo afrontar la generación de residuos desde el origen, eliminando el “mal diseño” desde su entrada en la cadena de suministro. Desde el ‘Museo del Mal Diseño’ en Capannori hasta el ‘´Laboratorio del Diseño de la Gente’, los profesionales innovadores han resaltado el  mal diseño de los productos y han propuesto soluciones alternativas de “residuo cero”.

Todas estas iniciativas junto con innumerables otras, están capitalizando las oportunidades de cambio que están presentes en una economía circular europea. Sus ejemplos están marcando el camino para los responsables políticos a nivel local, regional y europeo como ejemplos de residuo cero y economía circular en la práctica.

¿CÓMO SERÁ LA CONFERENCIA?

La Conferencia “Solución: Residuo Cero” presenta la visión e implementación de las estrategias de Residuo Cero, a partir de las experiencias más novedosas y exitosas a nivel europeo y en el Estado Español.

La Conferencia se abrirá con la bienvenida de la Nacho Murgui. Concejal Delegado del Área de Gobierno de Coordinación Territorial y Asociaciones del Ayuntamiento de Madrid y continuará con una presentación general para abordar la visión global y local de Residuo Cero. Posteriormente se profundizará en un segundo bloque en la importancia de la recogida selectiva de la materia orgánica como una herramienta imprescindible para alcanzar Residuo Cero, con experiencias Europeas y locales. En un tercer bloque indagaremos en las ventajas de la reparación y reutilización, más allá del reciclaje. No olvidaremos la necesidad de que los fabricantes de productos asuman su responsabilidad en la prevención y la gestión y la utilidad de implantar sistemas de depósito para devolver los envases, que abordaremos en el bloque cuatro. Por último, en el bloque quinto nos acercaremos a la realidad de los municipios europeos Residuo Cero y al Plan de Residuos del Ayuntamiento de Madrid y a iniciativas como el agro-compostaje y la red de huertos urbanos.

Programa

Posteriormente durante los días 1, 2 y 3 de abril se celebrará el Encuentro General Anual de la Red Zero Waste Europe (Residuo Cero Europa).

Etiquetas: , ,