Seguro que todos recordáis el juego ¿Dónde está Wally? . El reto era encontrar al protagonista en una imagen entre cientos de detalles que buscaban despistarnos. Para hacer las cosas más fáciles, Wally siempre vestía del mismo modo: jersey de rayas horizontales rojo y blanco, gafas, pantalón vaquero y un gorro de lana, también de rayas. Divertido, ¿eh?

¿Dónde está nuestro Wally? Imagen: Flickr infomatique

Cuando una empresa, administración o profesional diseña una estrategia de comunicación a través de internet se encuentra con un juego parecido que nos proponía Michael Handford en 1987. En este caso se llama: ¿Dónde está mi cliente?

Y es que a través de la red nos dirigimos desde un primer momento a más de 2.000 millones de internautas en todo el mundo , de los cuáles más de 22 millones están en España. Tenemos la mayor audiencia de la historia a golpe de post, de tweet, de “me gusta”,… Una gran oportunidad, sin duda, pero… ¿sabemos cómo aprovecharlo?, ¿a quién le interesa lo que hago, lo que digo, lo que vendo?

Para responder a estar preguntas y, de este modo, conectar y fidelizar a una comunidad en torno a nuestra organización, vamos a necesitar de muchas pistas que nos permitirán ir cerrando el círculo sobre nuestros potenciales clientes. Vamos a ver cómo obtener las más importantes con un ejemplo centrado en el sector de las energías renovables.

En primer lugar, podremos utilizar varias herramientas que Google pone a nuestra disposición para conocer de qué modo busca el público información sobre nuestra actividad.

Con la Herramienta para palabras clave de Google Adwords obtendremos las palabras clave que generan más tráfico hacia las webs de nuestro sector (vamos a suponer que somos una consultoría

en energías renovables):

Si queremos ver la evolución del interés que despiertan esas palabras clave, acudiremos a Google Trends

A través del propio buscador, es sencillo descubrir qué organizaciones han ajustado su posicionamiento en los temas que nos interesan y cuáles recurren al SEM (Search_engine_marketing) para incrementar su visibilidad.

Con el Ranking Alexa tendremos información detallada sobre las webs líderes del sector y sobre nuestra competencia

Pero en estos tiempos que corren también es imprescindible identificar dónde se encuentra nuestra comunidad en las redes sociales

Una simple búsqueda en Twitter de nuestra principal palabra clave (o de su hashtag más habitual) nos dará una lista de usuarios influyentes

Con una herramienta como Topsy veremos los tweets más exitosos y, además, una lista de expertos en el tema que nos interesa: mantener

Y en Linkedin debemos empezar por los grupos. ¿Cuáles son los que tienen más miembros?

En muy poco tiempo, y con coste 0, hemos averiguado un montón de datos que nos permiten hacernos una idea sobre dónde se esconden nuestros seguidores ¿No está mal, verdad? Parece que encontrar a Wally no será tan difícil esta vez.

Cuando vayamos dotando de contenido nuestras webs y blogs y generando comunidad alrededor de nuestros perfiles en redes sociales, herramientas como Google Analytics o SocialBro nos servirán para ir midiendo la efectividad de nuestras estrategias, pero éso ya es harina de otro costal… y de otro post.

Si queréis profundizar en las necesidades, objetivos y herramientas para la medición en Internet, os recuerdo que es uno de los temas clave del Curso Redes Sociales y Medio Ambiente, Aplicación de la Web 2.0 al Sector, que organiza el ISM y da comienzo el próximo 14 de noviembre. Allí nos vemos!

¿Dónde está nuestro Wally?, 5.0 out of 5 based on 2 ratings