Después de mi firme declaración como emprendedora en mi anterior post (Comienza la aventura), es el momento de reflexionar un poco acerca de la paradójica realidad del mundo que rodea a los emprendedores.

¿Realmente la sociedad está interesada en los emprendedores o simplemente es una moda surgida de la actual crisis económica?

Después de charlar largo y tendido con multitud de emprendedores, la sensación interna que tenemos la mayoría de nosotros es que existe una doble realidad de la que no eres consciente hasta que te sumerges en este mundo.

Desde fuera, ser emprendedor “mola”, – ¡ah! ¿estás emprendiendo? Pues seguro que te va bien, con la cantidad de ayudas que tenéis ahora… – Y esto no es del todo mentira.

Tanto los emprendedores como los no emprendedores somos conscientes, de que cada día más, se desarrollan iniciativas, sobre todo de carácter privado, en relación con el apoyo a los emprendedores.

Sin embargo, la mayoría de nosotros pasamos de trabajar por cuenta ajena a ser emprendedores a través de la necesaria situación del desempleo. Se habla de la jugosa posibilidad del “pago único” de la prestación, pero prácticamente, para poder acceder a ella, necesitas una alineación de astros interplanetaria.

Fuera de bromas, las exigencias aún establecidas por parte de la administración pública, a pesar de la actual reforma laboral que pretendía mejorar esto, para poder cobrar toda la prestación al inicio de tu actividad son muy elevadas, lo cual imposibilita contar con cierta cantidad de dinero, no sólo como inversión inicial a tu proyecto sino como colchón para subsistir los primeros meses de vida.

Además para la constitución de una sociedad (como administrador) es necesario darse de alta como autónomo, con lo cual existen dos opciones, o cobras tu paro mes a mes y no puedes darte de alta como autónomo y, por tanto, constituir tu empresa; o decides renunciar a la prestación para poder comenzar la vida de tu negocio sin ningún sustento económico.

Así que sí, ser emprendedor “mola” pero, en mi opinión, queda aún mucho camino por recorrer para poder facilitar las cosas en la creación de empresas para todos aquellos que hemos decidido embarcarnos en esta trepidante aventura.

Raquel Antón, Responsable de Desarrollo de Negocio en Geotecma (Consultoría Ambiental), colabora con el Instituto Superior de Medio Ambiente como docente en los cursos GIS Aplicado a la Gestión Ambiental: gvSIG y SEXTANTE (online), Aplicación de los SIG a los Estudios de Paisaje (online) y Especialista GIS Aplicado a la Gestión Ambiental (presencial).

¿Emprendedor sí, emprendedor no?, 5.0 out of 5 based on 2 ratings