Desde el año 2012 el presidente de Repsol se ha esforzado en tranquilizar a la opinión pública diciendo en unos cuantos medios de comunicación que “las prospecciones de petrolíferas de Canarias no tienen riesgo medioambiental”.

Si el presidente de una gran compañía como Repsol hace una afirmación tan clara, ¿podemos olvidarnos del tema? ¿Podemos pensar que  es una garantía suficiente, porque lo afirma alguien que debe conocer con detalle la magnitud y detalles del proyecto?

En la foto se puede ver la unidad de perforación que llevará a cabo el programa propuesto. Es la unidad de posicionamiento dinámico Rowan Renaissance

Pues bien, veamos si podemos obtener una idea clara sobre el tema, porque hay algunas cosas relacionadas con los riesgos ambientales y la responsabilidad medioambiental, a las que merece la pena prestar especial atención.

En  agosto de 2014 el Gobierno de España autorizó a Repsol la ejecución de sondeos exploratorios de investigación  de hidrocarburos en las costas de Canarias. En ella se le exige a Repsol contratar un seguro de responsabilidad medioambiental de 20 millones de euros, que es el máximo importe que la Administración puede exigir a una empresa por este concepto. ¿Qué significa esto? Pues no cabe otra interpretación que las actividades de investigación exploratoria autorizadas a Repsol en las proximidades de las Islas Canarias han sido consideradas por el Gobierno como de alto riesgo ambiental.

El concepto de riesgo ambiental es el resultado de la combinación de la gravedad de los daños que se pueden producir sobre los recursos naturales protegidos, y la probabilidad de que el daño se produzca.

Los cálculos del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), del Ministerio de Medio Ambiente, estiman que la probabilidad de que se produzca un derrame masivo durante las prospecciones que pretende realizar Repsol es altamente probable. Los estudios aportados por la empresa sostienen que la probabilidad es cien veces inferior; pero aun aceptando estos datos se trata de un hecho “probable”.

El buque de posicionamiento dinámico de séptima generación, contratado por Repsol, hará exploraciones a unos 60 kilómetros de Fuerteventura y Lanzarote. En la imagen puede verse la simulación de cómo podría evolucionar un vertido que se produjera al nordeste de Lanzarote. Vemos que alcanzaría con mayor intensidad la costa este de Fuerteventura, seguida por las de Lanzarote y Gran Canaria, además de la de Marruecos.

Un derrame podría llegar a Fuerteventura y a Marruecos con manchas con más de 100 gramos de hidrocarburo por metro cúbico. Se producirían afecciones a varios espacios protegidos e inevitablemente también a especies protegidas.

Curiosamente el MAGRAMA iniciaba el 9 de septiembre de 2014 la consulta pública de la propuesta del LIC “Espacio marino del oriente y sur de Lanzarote-Fuerteventura” para la protección del espacio marino del oriente y el sur de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, después de la autorización concedida a Repsol. Casualmente este espacio es el que podría verse afectado por un derrame en las investigaciones realizadas cerca de las Islas Canarias.

En definitiva, en caso de producirse el derrame de hidrocarburos en la investigación exploratoria, con las dimensiones y cantidades que los expertos han considerado adecuadas, la gravedad de las consecuencias sería elevada.

Zonas de prospección. El País

Si en un escenario accidental se combinan una probabilidad alta o media, con una gravedad de las consecuencias alta, el riesgo ambiental es inevitablemente alto o medio-alto. Es decir, la investigación exploratoria autorizada a Repsol en aguas de las Islas Canarias es una actividad de alto riesgo ambiental. Lo que es congruente con el hecho de que el Ministerio le haya impuesto a Repsol la obligación de contratar la máxima garantía financiera obligatoria (20 millones de euros).

La garantía financiera exigida tiene como objetivo hacer que Repsol pueda responder de su responsabilidad medioambiental. Es decir, que haya medios económicos disponibles para prevenir y evitar que puedan producirse daños ambientales y que, en caso de que se produzcan puedan repararse.

¿Cuánto podría costar la reparación de los daños medioambientales en caso de un derrame en las investigaciones exploratorias de Repsol en Canarias?

La respuesta a la pregunta planteada no es sencilla ni segura. Pero disponemos de una herramienta del Ministerio que nos permite hacer una estimación. Se trata de la herramienta MORA (Modelo de Oferta de Responsabilidad Ambiental), que puede utilizarse libremente en la web del Ministerio y proporciona una herramienta de valoración económica de daños acorde con los requerimientos de la normativa de responsabilidad medioambiental.

Aunque con muchas limitaciones, la aplicación de la herramienta MORA al hipotético vertido de hidrocarburos en las investigaciones exploratorias de Canarias indica que los costes de reparación de los daños ocasionados por un derrame que durara sólo un día serían superiores a 7 millones de euros. Si el accidente se prolongara dos días y con ello asumiéramos que los daños se podrían duplicar, el coste de reparación se elevaría a más 14 millones de euros. Pero para que esto sea así, el suceso ha de ser de poca importancia y corta duración; y ha de ser resuelto con rapidez, mediante la aplicación inmediata de los medios de lucha adecuados contra la contaminación.

De resultar positivas las investigaciones e iniciarse trabajos de explotación, las magnitudes de los posibles sucesos, los daños ambientales que se podrían ocasionar y los costes de su reparación (conforme a lo establecido en la Ley de responsabilidad medioambiental) se elevarían notablemente. En este caso, la máxima garantía obligatoria exigible por este concepto (20 millones de euros) se quedaría francamente pequeña para un pozo de explotación y más aún si hay varios.

Para ampliar conocimientos sobre los riesgos ambientales y la Ley de responsabilidad medioambiental.

Todas estas cuestiones se regulan en la Ley 26/2007 de responsabilidad medioambiental (modificada por varias disposiciones y sobre todo por la Ley 11/2014) y en su Reglamento, cuya modificación está también prevista. Si quieres disponer de un texto consolidado de la Ley de responsabilidad medioambiental te sugerimos visitar la web www.abaleo.es.

Y si estos temas te interesan y te apetece profundizar, te recomendamos el curso on line de Análisis de Riesgos Ambientales que impartimos a partir del próximo 11 de noviembre en el Instituto Superior de Medioambiente (ISM). En él abordamos toda esta temática con una visión muy práctica y completamente actualizada.

Encontraréis más información de interés en este blog y en el blog de Abaleo.

¿Es cierto que las prospecciones de Repsol en Canarias no tienen riesgo ambiental? , 5.0 out of 5 based on 1 rating