Desde el punto de vista de las Ciencias Ambientales, un profesional de nuestro sector debe contar con conocimientos en todas las áreas que engloba el medio ambiente: residuos, agua, energía, suelos, etc.  Sin embargo, nuestra experiencia en estas materias no es suficiente y debemos ser capaces de, desde el mismo momento en que dejamos la Universidad, continuar profundizando en todas ellas aunque dedicándonos más concretamente a aquellas que nos interesen en mayor grado y en las que nos veamos capaces de desempeñar  un buen papel.

En este sentido, para no correr el riesgo de estancarnos y limitar nuestro desarrollo profesional, es fundamental que, entre otras cosas, consideremos la posibilidad de continuar  preparándonos teórica y técnicamente. En la actualidad, las estadísticas muestran que a mayor nivel de formación, menor tasa de desempleo, por tanto podríamos considerar que la formación se ha convertido en un elemento diferenciador para quienes buscan empleo o quieren mejorar sus condiciones.

Alumnos del ISM trabajando en un proyecto.

Hoy en día todos aquellos que deseen labrarse un futuro lleno de éxitos laborales deben ser constantes y deben estar dispuestos a esforzarse al máximo para adquirir nuevos conocimientos que les  permitan seguir siendo profesionales  competentes.  Especializarse es bueno en cualquier disciplina y por supuesto también en Medio Ambiente. La especialización hace que se actualicen nuestros conocimientos, que se adquieran nuevas competencias y que se dominen un mayor número de herramientas que nos permitirán adaptarnos a las necesidades del mercado y  nos capacitarán para obtener mejores resultados.

Los  profesionales más preparados sufren menos los efectos de la crisis y tienen mayores posibilidades de encontrar empleo, así que si ampliar tu formación te parece una buena opción, evalúa tus capacidades y refuérzate en  aquellas áreas en las que creas que flaqueas.  Además, una persona en continua formación despierta un mayor interés por parte de las empresas, pues no sólo su preparación será determinante, sino la inquietud que demuestra por ser un mejor y más cualificado profesional hará que sea más valorado.

¿Por qué es bueno seguir formándose?, 5.0 out of 5 based on 2 ratings