Cada vez es más frecuente encontrar festivales de música, y eventos en general, que apuestan por aplicar una estrategia de sostenibilidad en sus planes de producción, no sólo para conseguir mejorar los resultados medioambientales del evento, sino también para crear unos vínculos de conexión con su público que les permitan transmitirles una imagen y una sensación de evento comprometido con la sostenibilidad y las cosas “bien hechas”. En torno a esta idea de un evento “más sostenible” (véase este enlace para entender por que ponemos esto entre comillas) los organizadores de eventos agudizan su ingenio y ponen en marcha un gran número de medidas de actuación que les llevan a mejorar sus resultados en sostenibilidad.

Pero hay una cuestión importante que se suele quedar en el tintero, y es que no siempre se sabe conectar bien las acciones de sostenibilidad que el organizador acomete con el público. Y es que resulta crucial conseguir involucrar al público en el plan de sostenibilidad del evento, pues sólo así se puede conseguir su participación, al tiempo que creamos en su mente ese recuerdo de evento sostenible que también nos interesa. En este sentido el festival Live Sessions Day consiguió hacer muy bien una cosa que para nosotros era muy importante: emplear las redes sociales como motores de comunicación con el público.

Para conseguirlo, algunas de las directrices principales que pusimos en práctica fueron estas:

1) Identificamos la red social que más se ajustaba a nuestras necesidades de comunicación y al target de público al que necesitábamos dirigirnos, que en este caso fue Twitter. Esto no quería decir que olvidásemos de las demás, sino que estas fue la red social en la que centramos más nuestros esfuerzos. El hecho de elegir Twitter fue porque es una red social funciona muy bien entre audiencias grandes, en eventos donde son muchos los asistentes. Además es la mejor red para activar a “influencers”, y de llegar a los profesionales de los medios de comunicación y, por ende de llamar bastante la atención.

2) Elegimos un hashtag que resultase fácil y conocido por todos los usuarios de la red, para acompañar nuestros mensajes.

3) Para crear viralidad, desarrollamos una serie de contenidos de fácil y rápida visión para el público que pudieran ir linkados en los diferentes tweets que se fuesen emitiendo, tales como:

  • Vídeos en Youtube explicando partes del plan de sostenibilidad, eso sí, sin narraciones, todo subtitulado, pues si alguien lo visionaba durante una actuación no iba a poder oírlo (VIDEO 1, VIDEO 2, VIDEO 3; VIDEO 4).
  • Carteles explicativos.

4) Con antelación, redactamos el contenido de los tweets que se iban a lanzar a la Twitter y analizamos qué días y a qué horas había que emitirlos para que tuvieran el mayor impacto posible.

5) En los días previos, y para crear buzz, regalamos entradas en una conocida página web de carpooling, al tiempo que creamos unos post y notas de prensa específicas que se pudieran también compartir por las redes sociales. De esta manera, y con alguna cosa más, conseguimos transmitir la sostenibilidad al público de Live Sessions Day, convirtiéndolo así en uno de los festivales más sostenibles de 2013.

Alberto Gómez colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente de los cursos Gestión de Eventos Sostenibles con ISO 20121: 2012