El Tsunami del Covid19 ha cambiado radicalmente el panorama y las predicciones del turismo mundial del 2020, prometiendo un futuro con muchas preguntas y pocas respuestas tajantes.

ecoturismo

Cabe preguntarse, en qué situación se encuentra el turismo. A lo cual, podemos comentar 3 escenarios que se vienen discutiendo en distintos artículos y foros:

El turismo está muerto

Algunos plantean que el turismo, como actividad económica, ha muerto. Lo cual, a lo menos, es sorprende de afirmarlo. Difícilmente puede estar muerto; porque las necesidades de viajar de tomar contacto con otras culturas, personas, etc. es una necesidad vital del ser humano. Sumado por la transversabilidad de la actividad turística tiene un potencial extraordinario de vertebrar el desarrollo de destino e incluso de un  país. Lo que ha muerto es el turismo como “monocultivo” porque nos hace más vulnerables, generando territorios monofuncionales y otros vacios, además de insostenibles por el derroche de energía y materiales que supone.

En tiempos de tensiones por la globalización, el turismo es una extraordinaria herramienta pedagógica que contribuye al desarrollo de nuestra inteligencia emocional y del pensamiento crítico. Por ende, nos enseña apreciar lo diferente; conociendo y valorando todo aquello que nos es ajeno socio y culturalmente, pero nos merece tanto respeto y consideración como lo propio.

“Travel is fatal to prejudice, bigotry, and narrow-mindedness, and many of our people need it sorely on these accounts. Broad, wholesome, charitable views of men and things cannot be acquired by vegetating in one little corner of the earth all one’s lifetime.”

- Mark Twain, (1835 – 1910)

En modo pausa para volver a la normalidad

Muchos piensan que controlada la pandemia y con un vacuna viable todo volverá paulatinamente a la normalidad minimizando riesgos, entendiendo por normal  lo que vivíamos antes de la aparición de esa crisis sanitaria sin precedentes. En el mejor de los escenarios posibles, según la OMT  y de acuerdo a la opinión de expertos consultados, será a partir de 2021 en las 5 regiones turísticas del mundo.

Figura: ¿Cuándo prevé que empezará a recuperarse la demanda internacional para visitar su destino? (OMT, 2000).

Considerar la normalidad como un escenario a alcanzar es el vivo reflejo de negar la realidad. Tanto en cuanto, es no tomar conciencia a las cuestiones críticas que han desencadenado el Covid-19. La emergencia del cambio climático y la pérdida de biodiversidad siguen ahí; y se debe actuar con firmeza. Como indica Fernando Valladares, investigador del CSIC, de forma más que explícita “pero ¿qué normalidad? ¿La que nos trajo aquí? ¿La normalidad que favorece pandemias, que destruye ecosistemas, que provoca el cambio climático, que genera desigualdad social y se basa en un modelo económico insostenible?

La pérdida de biodiversidad nos hace más vulnerables frente a plagas y enfermedades. Cada uno de nosotros tiene un papel en este proceso, evitando la presión sobre los recursos naturales, reduciendo los efectos sobre el cambio climático y, en definitiva, manteniendo una actitud más responsable con nuestros ecosistemas; ahí radica la clave de nuestra supervivencia como especie.

ecoturismo

En proceso de cambio

Otros piensan que la pandemia del Covid19 con sus desgracias, nos ofrece una oportunidad de cambio para virar el rumbo del turismo; diseñando un escenario más sostenible, resiliente e inclusivo fundamentado en la complementariedad de las actividades socioeconómicas y la cohesión social a través de potenciar un turismo de proximidad o domestico.

La investigación sobre resiliencia turística destaca la necesidad de conservar la biodiversidad, combatir el cambio climático, fijar localmente los beneficios para mejorar el bienestar y distribuir mejor la captura de valor. Es aquí en donde emerge potenciar el concepto de clúster de carácter local; al ser una buena herramienta, considerando la complementariedad económica y social en términos territoriales, y que genera una menor vulnerabilidad socio-económica.

En un clúster turístico, según Michael Porter,  la calidad de la experiencia del visitante depende de la calidad, la eficiencia y la conectividad de las empresas complementarias (como hoteles, restaurantes, comercios, transporte, etc.). Dada la interdependencia de cada uno de los miembros del clúster, el buen quehacer de uno condiciona los comportamientos de los demás. También, abren oportunidades innovación emprendimiento y competitividad.

Numerosos estudios de casos sugieren que los clústeres requieren una década o más para desarrollar una ventaja competitiva real y profunda. Así mismo, para su éxito es imprescindible contar con regulaciones que favorezcan la competitividad, sentido de equipo de las empresas para que las rivalidades locales no socavan la competencia junto mejoras tecnológicas que se adaptan a las demanda del mercado.

El ecoturismo a través de los espacios naturales brinda la oportunidad para re-generar el territorio y la actividad turística de un modo colaborativo buscando sinergias entre empresas locales.

A su vez, si deseamos cambiar el modelo debemos re-conectar a las personas con la naturaleza. Para muchos expertos, esta creciente disociación con la naturaleza ha resultado en una erosión de la comprensión de la humanidad del mundo natural que nos rodea. Conectar con la naturaleza ayuda a sentirnos más felices y con más energía, con un mayor sentido del propósito en la vida, además de hacer que las tareas parezcan más tolerables. El ecoturismo es una herramienta extraordinaria útil para ello.

El ecoturismo se fundamenta en un turismo basado en actividades en contacto directo con la naturaleza, donde se prima el compromiso de conocer, respetar y disfrutar en la conservación de los recursos naturales y culturales ofreciendo experiencias transformadoras y memorables al ecoturista.

¿Cómo podríamos visualizar productos ecoturísticos que potencien lo local y que mejoren la experiencia de los turistas ofreciéndoles la posibilidad de reconectar con la naturaleza?

Llobu, ecoturismo y Medio Ambiente

Llobu, ecoturismo y Medio Ambiente

Javier Talegón, Biólogo, funda en 2013 LLOBU ecoturismo y medio ambiente, proyecto de turismo de conservación en la sierra de la Culebra (Zamora, España) enfocado a la divulgación, la educación ambiental y la observación más respetuosa hacia el lobo ibérico.

Con el objetivo de mejorar el conocimiento de este carnívoro, promover la figura del lobo vivo como motor de desarrollo rural, poniendo en valor todos los recursos etnográficos asociados a la especie y además, implicando a la población local para ofrecer a los turistas una visión integradora y conservacionista.

Actiobirding es una referencia para el turismo ornitológico en Comunidad Valenciana (España). Ofrecen experiencias innovadoras combinando el turismo ornitológico con la gastronomía, el enoturismo, el turismo cultural o el turismo deportivo.

Trabajan por la conservación de las aves y sus hábitats a través de la concienciación ciudadana, mediante la organización de actividades de educación ambiental y ocio en la naturaleza dirigidas a familias, escolares u otros colectivos. Actiobirding colabora en programas de seguimiento de aves con SEO/Birdlife y la SVO (Sociedad Valenciana de Ornitología).

Con objeto de ayudar a crear experiencias transformadoras y memorables arraigadas en el respeto al medio natural desde el Instituto Superior del Medio Ambiente impartimos el curso Ecoturismo: Diseño y Comercialización de Productos. El cual, tiene especial atención al diseño de producto como una unidad didáctica, con el objetivo de dar unas pautas prácticas creativas para configurar soluciones atractivas y basadas en las necesidades de los clientes. También se incide en los aspectos de análisis de productos y comercialización así como en técnicas de comunicación y marketing a implantar dentro de la empresa para trasmitir los principales valores de la empresa y sus productos.

El curso se imparte en su totalidad en modalidad ON LINE a través del Campus ISM y tiene una duración de 80 horas. Puedes solicitar más información en 91 444 36 43 – info@ismedioambiente.com.

Te esperamos.