De todos es sabido que uno de los grandes males de este país al que algunos llaman Españistán es la corrupción. Da igual el tipo de administración que sea (estatal, autonómica o municipal), da igual el partido político que gobierne, la vemos en todo tipo de instituciones: el ejército, universidades, fundaciones públicas, etc. Pero lo que nunca te esperas es que presuntamente esté en una institución cuya misión es contribuir a la protección y conservación de nuestro patrimonio natural y la biodiversidad, una institución a la que todo el sector verde apoyó cuando había rumores de su cierre después de las últimas elecciones generales.  , lo que nunca se espera uno es que presuntamente haya corrupción en la Fundación Biodiversidad.

Sé que es una acusación grave, una acusación que necesariamente obligará a la Fundación Biodiversidad a demandarme por difamación. Pero no me importa. Tengo tan claro el presunto pucherazo que han realizado en la adjudicación de un proyecto al que hemos optado que me encantaría confirmarlo en un juzgado.

Pero mientras somos nosotros los que pensamos si denunciamos en el juzgado a la propia Fundación Biodiversidad o a los técnicos de la mesa de contratación, prefiero contar y hacer público cómo esta institución ha adjudicado un proyecto para potenciar el emprendimiento ambiental a una empresa -vamos a llamarla empresa X- sin ninguna experiencia en el sector ambiental y sin equipo técnico para la realización del proyecto.

Muy resumido (que ya iremos contando el proceso entero por etapas en próximos post):

  • La Fundación Biodiversidad saca en febrero de 2014 una licitación para la gestión de un local  destinado a la organización de un centro de innovación y emprendimiento, que acogerá un espacio de trabajo, coworking, reunión y celebración de eventos, formación, centro de exposición y otros usos, dirigido a autónomos y empresas, entidades no lucrativas y asociaciones ligadas a la biodiversidad y a la economía verde, que genere oportunidades de empleo. El centro en cuestión, denominado CIBE, es un local de 1.200 m2 en el corazón de Madrid y cuya reforma y equipamiento se presupuesta en 1.000.000 € (coste que asume en su totalidad la Fundación Biodiversidad).
  • La Fundación pone el local y la reforma y equipamiento del local por 1.000.000 € y el adjudicatario lo gestiona.
  • Los criterios de valoración para la adjudicación son los siguientes (sobre 100 puntos): 50 puntos oferta económica, 10 puntos sostenibilidad del propio centro, 25 puntos memoria del proyecto y 15 puntos actividades que realice el centro.
  • Oferta económica: La licitación obliga a que el 40% de los beneficios de la gestión se reintegren en mejoras en el propio centro. Se valora toda aportación superior al 40%; es decir, que si una empresa dice que revierte el 100% de los beneficios en mejoras del centro tiene asegurados los 50 puntos. Este fue, curiosamente, el caso del ISM: proponíamos que el 100% de los beneficios fueran a mejoras del propio centro. Llamamos a la Fundación Biodiversidad para asegurarnos que se podía ofertar que el 100% de los beneficios se reinvirtiesen en el propio centro y nos confirmaron que era posible.
  • La empresa adjudicataria oferta que el 60 % de los beneficios reviertan en mejoras en el centro. Les dan 15 puntos.

Primer criterio de valoración: sostenibilidad del centro. Aquí casi un empate, 8 puntos sobre 10 a la empresa X y 9 puntos sobre 10 al Instituto Superior del Medio Ambiente.

Empieza el presunto tongo:

Valoración Memoria proyecto: 25 puntos. Se valora la metodología del proyecto, la disposición del mobiliario y el equipo técnico, obligando la licitación a que se detalle el cv del equipo que va a gestionar el centro.

“La memoria deberá incluir una propuesta de medios personales asignados al objeto del contrato, con identificación de los miembros del equipo de trabajo y la asignación de tareas a realizar, adjuntando nota curricular”

  • Primer presunto pucherazo: la Fundación Biodiversidad valora la memoria de la empresa X con los 25 puntos y la memoria del Instituto Superior del Medio Ambiente con 2 maravillosos puntos.
  • Parte de la memoria es la metodología de trabajo y sobre esto, como los colores: hay gustos. Nada que objetar (bueno sí hay que objetar. Pero te tienes que callar, te da rabia que la metodología de trabajo de un centro técnico de emprendimiento lo valoren 4 abogados que no han montado un puesto de pipas en su vida pero es lo que hay). Ya no digamos sobre el equipamiento y la disponibilidad del mobiliario, sobre gustos no podemos discutir, se ve que todo el equipamiento de ellos era perfecto y prácticamente todo el de Instituto Superior del Medio Ambiente no valía nada. Nos tenemos que callar.
  • Pero ahora viene el equipo técnico. Les dan 25 puntos sobre un equipo técnico que no existe, pese a que la oferta exige y pide el cv del equipo técnico ellos no presentan a nadie y les dan los 25 puntos.
  • La mejor prueba que no tenían a nadie, que no existía ese maravilloso equipo al que le dan los 25 puntos es que a los 3 meses ponen una oferta de trabajo buscando el director del proyecto. Y además este director dimensionará el personal del centro y será el responsable de buscarlo.
  • Les dan el 100% de valoración a nada, a algo que no existe y valoran prácticamente con cero el equipo del Instituto Superior del Medio Ambiente, un equipo altamente experimentado en este tipo de proyectos y con una reputación en el sector muy valorada.
  • Veremos qué dice un juez sobre esto. En algún momento tendrán que enseñar la oferta ganadora. A nosotros cuando lo reclamamos no quisieron enseñarnos absolutamente nada. Ahora lo entendemos. No había nada.

Valoración Actividades del centro (15 puntos): aquí todavía el presunto pucherazo o tongo es más clamoroso.

Valoración actividades de un centro de biodiversidad, innovación y emprendimiento para el sector verde:

  • Empresa X: 14 puntos. Les vuelven a dar prácticamente el 100%. Todas las actividades que ofertan, prácticamente todas, tienen la máxima valoración. No hay ninguna que flojee. Pero lo curioso es que esta empresa no ha realizado ninguna, pero ninguna actividad relacionada con el sector ambiental; bueno una sí.

Esta empresa X se crea en el 2010, monta un centro de coworking de profesionales del sector de la cultura y la comunicación, y de paso alquilan espacios para eventos , y adivinen quién le alquila sus instalaciones nada más montar el centro…….. Sí, lo han adivinado: la Fundación Biodiversidad. Nada más montar la empresa, la Fundación Biodiversidad ya les contrata el alquiler de sus instalaciones. La Fundación, que pertenece al Ministerio de Medio Ambiente y tiene unos maravillosos salones de actos a su disposición sin necesidad de asumir ningún coste, alquila un pasillo a una empresa recién montada nada más y nada menos que para presentar la Red Emprende Verde.

Bueno, pues a esta empresa que no ha montado jamás una sola actividad relacionada con el sector verde (excepto la que hemos comentado), la Fundación Biodiversidad le valora casi con un  10 (14 puntos sobre 15). Todo lo que proponen es maravilloso.

Por cierto sus actividades son entre otras, celebraciones de campeonatos de ping pong, la papiroflexia, yoga de la risa y la celebración de reuniones con estudiantes extranjeros. Todas ellas actividades de escaso o nulo interés para los profesionales, emprendedores y futuros emprendedores del sector del medio ambiente.

Actividad estrella en el Centro de Emprendimiento

Y en el otro lado el ISM, Instituto Superior del Medio Ambiente, presenta 17 tipos de actividades diferentes, más de 224 eventos al año, algunas de ellas ya funcionando y que se ha visto que generan valor en el sector ambiental. Otras que han servido para que se creen empresas en el sector. Otras para que mejoren el funcionamiento de las ya existentes. Pues todas estas actividades de contrastado funcionamiento la Fundación Biodiversidad las valora con 1 punto sobre 15. Un 0,6 sobre 10. Prácticamente cero. Nada vale de lo propuesto por uno de los centros de referencia en el sector ambiental.

Finalmente,

Empresa X, memoria más actividades: 39 puntos de 40. EL QUE NO TIENE NI EQUIPO NI EXPERIENCIA SOBRE ACTIVIDADES DE MEDIO AMBIENTE.

ISM, memoria más actividades: 3 puntos de 40. EL QUE PRESENTA UN EQUIPO EXCELENTE Y TIENE LA EXPERIENCIA EN EL SECTOR.

Una diferencia de 36 puntos que les permite asegurarse la adjudicación pase lo que pase en la oferta económica.

Conclusión: la empresa X se lleva el proyecto con un punto de diferencia sobre el ISM.

Juzguen ustedes mismos.

Pero lo verdaderamente repugnante es cómo publica la Fundación Biodiversidad la adjudicación. La nota de adjudicación del proyecto en la página de la Fundación Biodiversidad dice lo siguiente:

Adjudicar el procedimiento con expediente 02/2014 a Empresa X por el porcentaje de beneficios presentado por esta del: 60 %

Lo dicho. ESPAÑISTÁN.

Por cierto entrevista al director general de la EmpresaX el día de su única actividad relacionado con el medio ambiente demostrando lo que sabe de este sector, a mí me da vergüenza escucharlo.

Imagen de previsualización de YouTube

No necesitamos un papa, no necesitamos un papa……..No, me  vale con un local de 1.200 m2 y 1.000.000 € de reforma.

Españistán y la presunta Corrupción en la Fundación Biodiversidad, 4.5 out of 5 based on 15 ratings