Desde mediados del Siglo XX la innovación y el cambio tecnológico han sido factores claves del crecimiento económico de los países y de la competitividad de las empresas (en particular) como de los sectores industriales‐productivos (en general). Como afirma Michael Porter (1990) “Una nueva teoría debe reconocer como elemento central (de la competitividad) a la mejora y la innovación en los métodos y tecnología“.

Según la Real Academia Española (RAE), la innovación, que se deriva del término innovar el cual proviene del latín innovāre para referirse a la acción de “mudar o alterar algo, introduciendo novedades”, se puede definir como la “creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado”.

En la actualidad, existen diversos indicadores que revelan la creciente importancia de la innovación y el cambio tecnológico en los resultados económicos:

La inversión en innovación está aumentando

  • El número de patentes ha crecido
  • El proceso de innovación se está extendiendo ampliamente a los sectores de la economía; como el sector servicios, donde el gasto en I+D es creciente

El estudio de la innovación en sectores de servicios como el sector turístico es complejo debido a que la teoría y metodologías de innovación han sido principalmente desarrolladas para el análisis de la innovación tecnológica en el sector de manufactura y, por tanto, no tienen en cuenta las peculiaridades del sector servicios.

En ecoturismo, por ejemplo, siendo una tipología especializada que promueve y apoya la conservación de la naturaleza y los valores culturales de los destinos, busca innovar constantemente en la aplicación de tecnologías limpias y metodologías de monitoreo de los impactos que se genera sobre el entorno.

Pero más allá de la utilidad técnica, expertos en turismo de naturaleza reunidos en el Foro Internacional de Ecoturismo Centroamérica (2004), precisan que si uno quiere innovar:

  • Debe dejar de copiar. El punto de partida es tener un conocimiento exhaustivo de los atractivos (naturales, culturales, etc.) con los que uno cuenta.
  • No requiere de una alteración radical del orden natural de las cosas. Es posible innovar sin grandes transformaciones de lo natural.
  • Puede combinar la oferta natural con la cultural y generar un producto o servicio atractivo para los turistas.
  • No implica crecer. Esta puede orientarse a reducir la escala, reducir el número, mejorar la gestión, disminuir el impacto, etc.
  • Es buscar todo aquello que nos pueda diferenciar del vecino o que nos complemente con su oferta.

En esta línea que cosas interesantes se están realizando y que podemos aprender de ellas. Por ejemplo, es destacable el trabajo en España de TUREBE, Agrupación Empresarial Innovadora de Turismo (AEIT). La cual, fomenta el turismo sostenible, la innovación y los Espacios Naturales Protegidos (ENP), a través de la cooperación público–privada con el objetivo de impulsar y promocionar un ecoturismo sostenible. Algunos ejemplos son:

  • Proyecto iCairn: es una web 3.0 y APP que permite la señalización virtual e interpretación del paisaje mediante realidad aumentada y geolocalización. Se trata de un proyecto de nuevas tecnologías aplicadas al turismo de naturaleza para mejora de la competitividad y sostenibilidad de empresas turísticas y del uso público de espacios naturales. Ver en: www.icairn.org
  • Proyecto Custodia Marina y Biodiversidad: creación de productos turísticos pro-biodiversidad. La APP creada permite catalogar biodiversidad (foto geo‐referenciada de avistamientos) para alimentar el Banco de Datos de la Biodiversidad de la Generalitat Valenciana. Ver en www.icairn.org/custodiaMarina
  • Proyecto A TU RITMO: la tecnología denominada “punto de comunicación interactiva” permite las descargas de información a dispositivos móviles sobre sendas e itinerarios, habiéndose desarrollado de forma piloto en la Reserva de la Biosfera de Monfragüe (Cáceres, España), como medio para aumentar su visibilidad y posibilidades lúdicas. Integra toda la información disponible de sistemas de información geográfica, con textos, locuciones, imágenes, animaciones multimedia, videos,… en un único entorno gráfico de consulta y acceso interactivo de la Reserva de Biosfera.
  • Proyecto Ecotourism Payback Experience: creación de experiencias de ecoturismo solidario vinculadas a acciones de conservación de la biodiversidad de ONG, y sistema de retorno de ingresos (payback) del turismo a la conservación de biodiversidad y promoción mediante www.soyecoturista.com

A través de las experiencia citadas, vemos que la clave de la innovación requiere aunar esfuerzos, conocimientos e inversiones para la formulación y el desarrollo de proyectos de calidad con un marcado carácter innovador y colaborativo. Todo ello, dirigido a mejorar la competitividad y reforzar el posicionamiento de la oferta ecoturistica, y producir  una experiencia positiva en los turistas.

BIBLIOGRAFÍA

López, G. 2009. Serendipity. ¿Por qué algunos tienen éxito y otros no?. Alienta Editorial: Barcelona

Gonzalo de la Fuente colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente de los cursos: Turismo y desarrollo sostenibleEcoturismo: Diseño y comercialización de productos y Paisaje e intervención ambiental

Innovación: Clave para la competitividad ecoturística, 5.0 out of 5 based on 1 rating