La principal herramienta para la gestión de los recursos hídricos de un país y/o región es la planificación hidrológica, herramienta de importancia vital ya que gestiona un recurso empleado para cubrir necesidades básicas de la población y que está directamente ligado al crecimiento económico de cada uno de los tres sectores productivos: se emplea para riego agrícola, uso ganadero y piscícola en el sector primario; para producción hidroeléctrica, refrigeración y como materia prima industrial en el sector secundario; y se recurre al agua en el sector terciario principalmente como medio de transporte y como recurso paisajístico para el sector turístico.

La publicación de la Directiva  2000/60/CE Marco del Agua supone un punto de inflexión en la planificación hidrológica, anteriormente legislada por el Texto Refundido de la Ley de Aguas y el Reglamento de Dominio Público Hidráulico. Esta Directiva fue posteriormente traspuesta al ordenamiento jurídico español mediante el Real Decreto 62/2003, de medidas fiscales administrativas y del orden social y desarrollada más adelante en el Reglamento de la Planificación Hidrológica (Real Decreto 907/2007).

Aunque no es menester de esta entrada analizar dicha Directiva Marco, sí que es necesario afirmar que introduce un componente ecológico al tradicional reparto de recursos hídricos y establece un nuevo marco legislativo con el principal objetivo de conseguir “el buen estado ecológico” de las masas de agua de la Unión Europea para el año 2015.

Por diversos motivos, la implantación de la Directiva Marco del Agua en España lleva un retraso importante ya que a día de hoy únicamente se ha aprobado el plan de una de las dieciocho existentes. Sin embargo, el actual Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se ha comprometido a la aprobación de los planes hidrológicos de cuenca antes de septiembre de 2013. Esta noticia será la antesala de la aprobación de un Plan  Hidrológico Nacional, esperemos que derivado de un Pacto Nacional del Agua.

Pantano de Yesa. http://ketari.nirudia.com

España es referente internacional en planificación y gestión de los recursos hídricos por diferentes motivos:

1) El modelo español de unidad de gestión de cuenca ha sido asumido por la Directiva Marco del Agua y traspuesto a todas las legislaciones de la Unión Europea. Este modelo también ha sido tomado como guía en muchos países de otros continentes.

2) Debido a la limitación en la disponibilidad de recursos hídricos, España requiere la implantación de múltiples medidas para su gestión (regulación, trasvases, depuración, desalación, reutilización, etc.), las cuales requieren técnicos altamente cualificados y tecnologías punteras internacionalmente reconocidas.

3) España cuenta con cuencas hidrográficas internacionales (Miño-Sil, Duero, Tajo y Guadiana) compartidas con Portugal y su gestión, a través del Convenio de la Albufeira, es un ejemplo de cooperación internacional en la materia.

Por todo ello, es necesario aunar esfuerzos y trabajar en un entorno colaborativo para encontrar una solución integral a nivel nacional y particular para cada territorio, estudiando y combinando en la aplicación de las diversas de medidas que tenemos a nuestro alcance y en las que somos expertos y referentes a nivel internacional. Por qué no también hacerlo desde este medio con infinitas posibilidades como son el internet y redes sociales.

Alejandro Maceira, economista del agua con amplia experiencia en la planificación hidrológica y creador de la web iAgua, ha creado recientemente un debate en el grupo referencia para los profesionales del sector, iAgua Profesionales, donde podéis seguir la actualidad del proceso de planificación hidrológica en España: http://linkd.in/JJvbUv.

Un saludo y nos leemos.

La planificación hidrológica y la necesidad de aunar esfuerzos, 5.0 out of 5 based on 1 rating