Hoy quisiera comentar este interesantísimo trabajo porque me parece que es un buen ejemplo de como un concepto teórico bien ejecutado puede ser llevado a la práctica para reducir la influencia de las actividades humanas sobre el medio ambiente. Se trata de la aplicación de un modelo de predicción de riesgo de colisión de aves para evaluar el impacto de un futuro parque eólico en la Provincia Occidental del Cabo (Sudáfrica).

El estudio viene a titularse:

COMBINING RADAR AND DIRECT OBSERVATION TO ESTIMATE PELICAN COLLISION RISK AT A PROPOSED WIND FARM ON THE CAPE WEST COAST, SOUTH AFRICA

En él, los autores describen cómo detectaron, mediante la aplicación del modelo de riesgo de Band (2012a) y el uso de observaciones de campo e información procedente de radares, que la influencia de cinco aerogeneradores de la central proyectada implicaría una tasa de mortalidad adicional inasumible para la población de pelícano común (Pelecanus onocrotalus). Es decir, la ejecución del parque eólico tal y como estaba diseñado inicialmente podría suponer la desaparición de la especie a escala local. Pero gracias a la identificación de las turbinas más problemáticas, se han podido proponer modificaciones en el diseño para minimizar la influencia sobre el pelícano común a niveles que permitan su supervivencia a largo plazo y, al mismo tiempo, la viabilidad del proyecto.

Registro de radar de los vuelos de pelicano común en la zona de estudio y análisis de las áreas de riesgo de colisión. Fuente: Jenkins et al. 2018. PLoS ONE 13(2): e0192515.

Registro de radar de los vuelos de pelicano común en la zona de estudio y análisis de las áreas de riesgo de colisión. Fuente: Jenkins et al. 2018. PLoS ONE 13(2): e0192515.

La principal lección que en mi opinión podemos extraer de este estudio, es que la prevención es la mejor opción para minimizar el impacto de la energía eólica (y de cualquier otro proyecto) sobre los ecosistemas, pero que solo seremos efectivos con una inversión de esfuerzo suficiente para permitir estudios sólidos y estandarizados. Lamentablemente, y como también se menciona en el documento, el uso de modelos de riesgo de colisión está poco extendido y, cuando se ejecutan, normalmente cuentan con datos insuficientes o de baja calidad, por lo que aún queda mucho margen de mejora. Por eso sería importante que empezáramos a dar a estas técnicas el peso que merecen en las evaluaciones de impacto de parques eólicos pues, aunque no son infalibles y aún hay camino que recorrer, son herramientas muy prometedoras para compatibilizar el desarrollo de la energía eólica con la conservación de la biodiversidad.

Representación esquemática de los elementos y objetivos del modelo de Band. Fuente: Band 2012(a). SOSS-02 Project Report to The Crown Estate.

Representación esquemática de los elementos y objetivos del modelo de Band. Fuente: Band 2012(a). SOSS-02 Project Report to The Crown Estate.

Y si os interesa este asunto y queréis formaros, no deberías perderos la próxima edición del curso Evaluación y Seguimiento del Impacto de los Parques Eólicos sobre la Fauna, dónde presento y analizo, entre otros temas, los distintos modelos de riesgo de colisión existentes. En el comparto mi experiencia en el asesoramiento en parques eólicos para que se tomen las decisiones de mitigación de impacto más adecuadas en función del contexto y  necesidades.

REFERENCIAS

• Jenkins, A.R. et al. 2018. Combining radar and direct observation to estimate pelican collision risk at a proposed wind farm on the Cape west coast, South Africa. PLoS ONE 13(2): e0192515.

• Band, B. 2012(a). Using a Collision Risk Model to Assess Bird Collision Risks for Offshore Windfarms. SOSS-02 Project Report to The Crown Estate. 62 pp.

• Band, B. 2012(b). Using a Collision Risk Model to Assess Bird Collision Risks for Offshore Windfarms-With Extended Method: Worked Example. SOSS-02 Project Report to The Crown Estate. 16 pp.

Artículo original publicado en LinkedIn

Riesgo de colisión de aves: De la teoría a la práctica, 5.0 out of 5 based on 1 rating