Por segundo año consecutivo España se ha alzado como el país más competitivo en el sector turístico, entre 136 países del mundo. Según el estudio “The Travel & Tourism Competitiveness Report 2017 (elaborado por el Foro Económico Mundial), España alcanza una puntuación de 5,4 puntos sobre 7, encabezando el ranking por delante de Francia, Alemania, Japón, Reino Unido y Estados Unidos. En el estudio se analizan 14 áreas diferentes entre ellas podemos destacar las infraestructuras disponibles, la seguridad, los atractivos culturales y naturales,  la digitalización del sector, entre otras.

El éxito de España, según el estudio, se debe a su oferta única tanto de recursos culturales (2º) como naturales (9º), combinados con una sólida infraestructura de servicios turísticos (2º), conectividad del transporte aéreo (9º) y un fuerte apoyo político (5º). Pero, así mismo, el reporte muestra que España tiene una debilidad y es la Sostenibilidad Ambiental (31º); ámbito que es liderado por Suecia, Austria y Noruega.

La Sostenibilidad Ambiental es un indicador que clasifica a los países teniendo en cuenta 9 variables que caracterizan la influencia de la sostenibilidad en la actividad turística, algunas de ellas son la rigurosidad de las regulaciones ambientales, el cumplimiento de las normas medioambientales, la sostenibilidad de la industria de viajes y turismo, etc.

A pesar de la mayor sensibilidad hacia el medio ambiente, el sector turístico español presenta dificultades para desarrollarse de una manera sostenible y poder así seguir garantizando los beneficios económicos. También se precisa que sea una actividad integradora que minimice los impactos negativos sobre el patrimonio natural y cultural, por ser estos los dos elementos claves en su liderazgo mundial del turismo.

Gráfica: Resumen de los puntajes alcanzados en las 14 áreas por España en 2016, según el estudio The Travel & Tourism Competitiveness Report 2017

Todo ello nos indica  que  debemos  trabajar sin descanso y luchar por una mayor colaboración entre el sector privado y público. A sabiendas que “los turistas buscan cada vez más alternativas socialmente responsables, ambientalmente conscientes y económicamente beneficiosas para las comunidades locales” (Hosteltur, 2017). En este sentido “el aumento de la demanda de viajes más ecológicos, que va más allá de las medidas tradicionales de ahorro de agua y energía, pondrá a los destinos y las compañías de viajes bajo un mayor escrutinio de los viajeros que prefieren destinos que integran la sostenibilidad en cada paso de la experiencia del visitante” (Hosteltur, 2017).

Por ello el camino de la sostenibilidad no es una acción individual sino colectiva, y sobre todo colaborativa, apoyándonos en la tecnología, en la innovación y sobre todo en el emprendimiento verde. De ahí que el enfoque del emprendimiento territorial como motor de cambio y dinamizador de la sostenibilidad ofrece nuevas posibilidades.

En el emprendimiento territorial lo más destacado es que el principal protagonista es el territorio siendo este capaz de crear nuevas oportunidades de desarrollo a través del debate y de la colaboración de todos los implicados, para así permitir alcanzar la excelencia en un ámbito determinado, superar las fronteras actuales de su área de influencia y aumentar las oportunidades para sus pobladores (Alain Jorda, 2017)

Esto plantea una vía de innovación basada en la gobernanza creativa del territorio.

¿Cómo podríamos visualizar iniciativas de este enfoque aplicadas al territorio que mejore la sostenibilidad del destino con potencial turístico?. La Asociación AlVeLal, con el apoyo de la Fundación Holandesa Commonland, está desarrollando actuaciones de restauración de paisaje (agrario y natural) en las comarcas del altiplano granadino, alto Almanzora, los Vélez, Guadix y noreste de Murcia, siguiendo los principios de los 4 retornos:

  • Inspiración, al dar esperanza y un propósito a los seres humanos.
  • Capital natural, al recuperar la biodiversidad, el suelo y la calidad del agua.
  • Capital social, al crear puestos de trabajo, actividad comercial, educación y seguridad.
  • Capital financiero, al obtener un beneficio sostenible a largo plazo.

La Asociación AlVeLal impulsa la creación de la empresa Almendrehesa, que trabajan enfocados a activar económicamente el territorio comercializando productos agrícolas (almendras ecológicas “pepitas de oro”) con el gran diferencial de regenerar su paisaje. Así como organizando coloquios y rutas que ponen en valor la cultura, tradiciones, costumbres, con el fin de posicionar el territorio altiplano granadino, alto Almanzora, los Vélez, Guadix y noreste de Murcia, como destinos turístico sostenibles e inspiradores que retornen al territorio su nivel económico, social y medioambiental.

Anagrama: Empresa Almendrehesa impulsada por la Asociación AlVeLal que reúne a 21 socios.

En el curso ofertado desde el Instituto Superior del Medio Ambiente, sobre Turismo y Desarrollo Sostenible , que se imparte en su totalidad en modalidad On line, dedicaremos – en su próxima edición – especialmente atención a la discusión de cómo construir un turismo sostenible, responsable e inclusión social que favorezca el proteger el paisaje cultural y natural de los destinos cumpliendo los objetivos de innovación, competitividad y sostenibilidad.

Con ello, queremos contribuir aportar conocimiento y  herramientas técnicas para consolidar el concepto de turismo sostenible, así como abrir nuevas perspectivas para gestionar con eficacia el medio natural y cultural, a efectos de aportar beneficios a la sociedad y acrecentar el interés de los visitantes por los destinos.

Somos los mejores en Turismo, ¿y en Sostenibilidad?, 5.0 out of 5 based on 1 rating