Desde hace más de 20 años, las empresas del sector residuos vienen trabajando en establecer mejoras y nuevas ideas para optimizar la valorización de los compuestos orgánicos no solo los derivados de RSU clasificado, sino de la orgánica en monomaterial (implantada en algunas ciudades españolas), gallinazas, purines, lodos de depuradora; incluyendo los productos resultantes del tratamiento térmico-biológico de los anteriores, como puede ser el compost, bioestabilizado, o lodo seco granulado.

Paralelamente, la continua búsqueda de nuevas fuentes de energía renovable ha llevado en los últimos años, al estudio de diferentes especies vegetales con elevado potencial energético; lo cual se ha convertido en un gran reto a nivel mundial para técnicos, investigadores, y empresas del sector energético.

En este sentido, es difícil identificar una oportunidad de negocio que pueda aunar los dos conceptos anteriormente citados; y ahí es donde Ferrovial Servicios España (en adelante FSE) a través de su departamento de Valorización de Residuos orgánicos, comenzamos a principios del año 2013 con el Estudio, evaluación y análisis del comportamiento agronómico y productivo de Camelina Sativa en una parcela piloto de 25 Ha, como cultivo energético para la producción de bioqueroseno y su posterior uso en aviación, previo abonado del terreno agrícola mediante la valorización de compuestos orgánicos derivados de residuos.


En la campaña 2015/16, se han desarrollado tres iniciativas relacionadas con esta actividad;

  • I. AMPLIACIÓN DE SUPERFICIE DE CULTIVO DE CAMELINA SATIVA PREVIO ABONADO MEDIANTE LA VALORIZACIÓN DE RESIDUOS ORGÁNICOS. Ampliación de la superficie de cultivo de 25 a 120 hectáreas, repartidas tanto en la Comunidad de Madrid como en Castilla La Mancha, mediante la cartera de agricultores que FSE dispone.
  • II. COLABORACIÓN EN EL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL ESTUDIO DE LA PRODUCTIVIDAD DEL CULTIVO DE CAMELINA SATIVA EN FUNCIÓN DEL TIPO DE ABONADO. El proyecto está siendo desarrollado entre el INIA (Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias), Camelina Company y el dpto. de Valorización de residuos orgánicos de FSE.

Con este proyecto se pretende comparar la efectividad agronómica, potencial fertilizante, y mejora ecológica de los suelos, de los residuos orgánicos o compuestos derivados del tratamiento térmico-biológico de los mismos, frente a los fertilizantes convencionales, en cultivos de Camelina Sativa. A su vez, se busca conocer los efectos producidos no solo en la planta sino también en el suelo, ya que la protección de éste constituye un objetivo prioritario en un buen plan de abonado, para garantizar su fertilidad y su valor agronómico, presente y futuro.

  • III. PARTICIPACIÓN EN EL ESTUDIO AGRONÓMICO, TIPIFICACIÓN NUTRICIONAL Y VALORIZACIÓN DE LOS PRODUCTOS Y SUBPRODUCTOS DE CAMELINA SATIVA. Se trata de un proyecto I+D+i, RETOS 2015, subvencionado por Fondos FEDER, que se empezó a desarrollar a partir de la campaña 2015/2016 y con una duración de 3 años, donde se llevará a cabo:

a)     Ensayos de fertilización con distintos residuos orgánicos.

b)     Ensayos de fertilización mineral.

c)     Ensayos de rotación de cultivos.

d)     Estudio de colorimetría, mediante el empleo de drones con la obtención de información del estado de los ensayos en microparcelas en tiempo real.

e)     Muestras de suelos y plantas.

Dicho proyecto de Valorización de residuos orgánicos mediante el abono de parcelas de cultivo de Camelina Sativa con la producción de bioqueroseno para su uso en aviación, tiene el objeto final el de cerrar el círculo de valorización optimizada de los residuos orgánicos generados, derivando en un Proyecto de Reducción/compensación de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Si te interesa profundizar más en esta temática, el ISM ha desarrollado el programa formativo: Valorización de residuos que permite conocer la problemática habitual de los productores y gestores de estos residuos y las herramientas necesarias para poder resolver casos reales donde es necesario identificar las técnicas de gestión y tratamiento mediante valorización más óptimas y rentables, cumpliendo la legalidad vigente y minimizando los impactos sobre el medio ambiente y la salud humana.