El momento en que vivimos es decisivo, porque hay un escenario económico y energético en el mundo y en España que nos obliga a poner en marcha iniciativas y políticas que moderen el crecimiento energético y nos hagan más competitivos económicamente en la producción de materia prima y productos elaborados.

España, tradicionalmente agrícola y ganadera, cuenta con más de medio millón de explotaciones ganaderas considerando las correspondientes a las poblaciones de bovinos, ovinos , porcinos, caprinos y aves. Explotaciones ganaderas que tienen un consumo energético variable, en grandes rasgos, en función de la climatología donde esté ubicada, y de la tipología de la explotación. Inventariar, analizar y dar alternativas al consumo energético de las explotaciones es una tarea que dará beneficios económicos y reducirá la cuenta de gastos de la explotación, haciendo que se incremente la competitividad de la materia producida.

Fuente:  Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Formato: pdf - Tamaño: 2,58 MB

Debes iniciar sesión para poder acceder a este recurso