La transición energética pasa irremediablemente por reducir el despilfarro energético de nuestras sociedades. Es necesaria la elaboración de una hoja de ruta planificada que permita realizar los cambios disruptivos en el uso de la energía y de los hábitos de consumo. Se nos plantea un desafío importante: los cambios de hábitos son de lenta cocción mientras que el cambio climático no nos da una tregua a fin de mitigar sus efectos y adaptarnos a sus consecuencias.

Ante este desafío, nuestra experiencia en procesos de cultura energética nos lleva a afirmar que los procesos participados por la sociedad, aceleran el cambio cultural y generan resiliencia.

La Administración local, por su proximidad a la ciudadanía, desempeña un rol capital en la implicación y activación de las personas que viven en el municipio para que sean agentes activos del cambio de modelo energético.

La ‘Guía práctica para el fomento del autoconsumo renovable desde el ámbito municipal’ nace del trabajo que llevamos realizando, en los últimos años, en la instalación de energía solar fotovoltaica para autoconsumo y del asesoramiento a Administraciones locales en el marco del proyecto Red ecooolocal. Fruto de esta experiencia práctica, la Guía tiene como objetivo aportar una serie de recomendaciones para que los municipios puedan, con la normativa vigente, fomentar el uso de energías renovables ciudadanas en sus territorios.

Consigue la guía aquí