Vivimos en una era de cambios planetarios rápidos y sin precedentes. De hecho, muchos científicos piensan que nuestro consumo cada vez mayor y la mayor demanda de energía, tierras y agua resultante está impulsando una nueva época geológica: el Antropoceno. Es la primera vez en la historia de la Tierra que una sola especie, el Homo sapiens, tiene un impacto tan poderoso sobre el planeta.

Este acelerado cambio planetario, conocido como la “Gran Aceleración”, ha traído muchos beneficios a la sociedad humana. Sin embargo ahora también entendemos que hay múltiples conexiones entre el aumento general de nuestra salud, riqueza, alimentos y seguridad con la distribución desigual de estos beneficios y el deterioro de los sistemas naturales de la Tierra. La naturaleza, sustentada por la biodiversidad, suministra gran cantidad de servicios, los cuales se convierten en los pilares principales de la sociedad moderna; pero tanto la naturaleza como la biodiversidad están desapareciendo a un ritmo alarmante. A pesar de los intentos bien intencionados para detener esta pérdida a través de acuerdos mundiales, como el Convenio sobre Diversidad Biológica, no lo estamos logrando; las metas actuales y las acciones correspondientes logran, en el mejor de los casos, una disminución controlada. Para lograr los compromisos en materia de clima y desarrollo sostenible hay que revertir la pérdida de naturaleza y biodiversidad.

Desde 1998 el Informe Planeta Vivo, una evaluación de la salud de nuestro planeta basada en la ciencia, ha ido rastreando el estado de la biodiversidad mundial. En esta edición de aniversario, 20 años después de la primera edición, el Informe Planeta Vivo 2018 ofrece una plataforma de los mejores conocimientos científicos, la investigación de vanguardia y diversas voces sobre el impacto antropogénico sobre la salud de nuestra Tierra. Más de 50 expertos académicos, políticos y de las organizaciones internacionales de desarrollo y conservación han colaborado con esta edición.

Esta creciente voz colectiva es crucial para poder revertir la tendencia de la pérdida de biodiversidad. La extinción de una multitud de especies en el planeta parece no haber llamado la atención de los líderes mundiales de manera suficiente como para impulsar el cambio necesario. Juntos, estamos abogando por la necesidad de un pacto mundial para la naturaleza y las personas, que aborde las preguntas cruciales sobre cómo alimentar la creciente población mundial, limitar el calentamiento a 1,5°C y restaurar la naturaleza.

Formato: pdf - Tamaño: 7,15 MB

Debes iniciar sesión para poder acceder a este recurso