Desde la década de los años 90 se han construido en España numerosas estructuras transversales con los objetivos de facilitar el paso seguro de fauna entre ambos lados de carreteras y líneas de ferrocarril y, con ello, reducir tanto el efecto de la fragmentación de los hábitats y de las poblaciones de fauna, como los atropellos de animales y, por supuesto, la accidentalidad por irrupción en la calzada de animales de mediano y gran tamaño. El incremento de la construcción, instalación o adaptación de estas estructuras se ha visto acelerado al incorporarse como medidas correctoras en las declaraciones de impacto ambiental de los proyectos constructivos de estas infraestructuras de transporte. Algunas de las estructuras transversales construidas podrían denominarse pasos de fauna en sentido estricto al haberse concebido sólo con ese propósito, pero la mayoría son estructuras cuya principal función es el drenaje de las aguas de escorrentía, el paso sobre cauces fluviales, caminos u otras vías, o la de salvar grandes desniveles; es decir, que fueron construidas para otros menesteres, pero con una buena adaptación pueden servir para el paso de la fauna a través o por encima de ellas. Por tanto, los diseños correctos de pasos de fauna y otras medidas imprescindibles asociadas son cruciales.

Con objeto de conocer en qué medida las estructuras construidas, instaladas o adaptadas tienen diseños correctos, se inició en 2015 un trabajo de identificación, localización y caracterización de las estructuras transversales y otras medidas asociadas imprescindibles, incluyendo la restauración del sustrato sobre la estructura y del entorno inmediato en el que se ubican. Por lo pronto, se han caracterizado las estructuras transversales que potencialmente pueden tener la función de paso de fauna, localizadas en 940 cuadrículas UTM de 1×1 Km, seleccionadas de entre las resultantes del estudio previo “Identificación de áreas a desfragmentar para reducir los impactos de las infraestructuras lineales de transporte en la biodiversidad” .

MITECO

Estas estructuras transversales cumplen o no estrictamente las dimensiones de diseños correctos. En todo caso, las que no los cumplen no se alejan demasiado de los mismos, y se han considerado por no perder información que con el tiempo resulte de utilidad. Sin embargo, sí se descartaron otras estructuras encontradas en las mismas cuadrículas pero que, alejándose completamente de las dimensiones u otras características de diseños correctos, no podrían cumplir la función de paso de fauna.

Cada una de las 1.358 estructuras transversales consideradas se ha incorporado a una base de datos y parte de sus características se han analizado estadísticamente. Los resultados de este estudio (MITECO 2018) informan sobre la situación en que se encuentran dichas estructuras y sobre su potencial contribución a la permeabilización de las vías al paso de fauna. Se han preparado una serie de archivos kmz, compatibles con Google Earth, en los que se muestran tanto las estructuras que cumplen con acondicionamientos correctos para el paso de fauna, como las que no cumplen pero requerirían un esfuerzo bajo, un esfuerzo medio y un esfuerzo alto para adaptarlas.

Se recomienda realizar las reparaciones necesarias para optimizar el paso de fauna en estructuras que no cumplen ahora. La selección de estructuras a mejorar se puede guiar también por su localización en las áreas de distribución de algunas especies silvestres, en áreas de alto interés ecológico y en áreas de prioridad para su desfragmentación. Los criterios de cumplimiento y esfuerzo de adaptación se encuentran en este enlace.

Más información sobre el estudio

Localización y caracterización de estructuras transversales potenciales para el paso de fauna en infraestructuras lineales de transporte, 5.0 out of 5 based on 1 rating