Según datos recopilados por la UE, más del 5% de los sitios Natura 2000 reportaron que acogían alguna actividad dedicada a la acuicultura en el momento de su designación como un LIC o ZEPA. En muchos de ellos la propia actividad acuícola permite mantener y conservar los hábitats o especies de interés comunitario por las cuales han sido declarados.

En este contexto se plantea la pregunta a la que pretende dar respuesta este informe ¿cómo se puede compatibilizar el desarrollo de la acuicultura con la conservación de la biodiversidad en España a través de la Red Natura 2000?

El informe, que toma como referencia el documento publicado por la Comisión Europea en el año 2012 “Directrices para la Acuicultura y la Red Natura 2000”, ha permitido establecer la compatibilidad de las actividades acuícolas con la preservación de los valores naturales de dichos espacios, pudiendo incluso contribuir, en determinados casos, a reforzar los objetivos ambientales propuestos, al tiempo que generan bienestar, desarrollo social y económico.

Ambos estudios ponen de relieve que el sector de la acuicultura dispone de los conocimientos y medios necesarios para garantizar su sostenibilidad, especialmente desde el punto de vista medioambiental. Al mismo tiempo ofrece productos sanos, seguros y de calidad y posibilita la puesta en marcha de otras actividades económicas vinculadas al ecoturismo, la gastronomía o las actividades subacuáticas, entre otras, que pueden desarrollarse también en la Red Natura 2000 de manera sostenible.

Formato: pdf - Tamaño: 4,25 MB

El documento ha sido elaborado por Mónica Campillos, docente del curso SIG aplicados a Estudios del Litoral y Medio Marino

Debes iniciar sesión para poder acceder a este recurso