Este año se conmemora los 25 años de la reintroducción del lobo en el Parque Nacional de Yellowstone. El 21 de marzo de 1995 se liberó una manada de lobos en el parque después de casi 70 años de su desaparición en la zona.

Dicha desaparición tuvo un gran impacto en la biodiversidad del parque estadounidense: creció el número de ciervos y alces, provocando a su vez la reducción de la vegetación y la posibilidad del pastoreo que dificultaba la coexistencia de otras especies.

Sin embargo, a raíz de esta reintroducción, los lobos, entre otros muchos cambios, fueron capaces de desviar el cauce de los ríos. A este fenómeno se le nombró “Cascadas Tróficas generalizadas”, el cual se define como “el proceso ecológico que comienza en la parte más alta de la cadena alimenticia y va llegando hasta el final de la misma.”

Este vídeo de Sustainable Man reproduce este proceso, paso a paso, de cómo los lobos cambiaron los ríos.

Si quieres aprender más sobre esta materia, te invitamos a conocer los cursos en Gestión y Conservación de FaunaEspecialista en Protección y Gestión de Espacios Naturales

Cómo los Lobos cambian los ríos, 4.5 out of 5 based on 2 ratings