Ecosia es un motor de búsqueda de Internet que trabaja en conjunto con los buscadores Bing y Google. Su eslogan consiste en donar el 80% de los ingresos que percibe por publicidad a un Programa de Plantación de árboles en Brasil. Su actual beneficiario, (The Nature Conservancy), gestiona el programa www.plantabillion.org, una campaña de reforestación del Bosque Atlántico brasileño (Atlantic Forest) que tiene el objetivo de plantar mil millones de árboles antes del 2025. Ecosia GmbH tiene su sede en Berlín, Alemania, y cuenta con un equipo que oscila entre siete y trece miembros.

Mil millones de árboles en 2025

El programa se enmarca en una iniciativa descomunal: plantar más de 1.000 millones de árboles en todo el mundo antes de 2025. Por el momento, el proyecto plantabillion.org está presente en Brasil, Estados Unidos y China. Para frenar la deforestación, el organismo pide para este año recaudar 123 millones de dólares, aunque por el momento sólo suman poco más de 14, un 16% del total.

Para llevar a cabo su objetivo, Ecosia colabora con WeForest , que pretende crear en su proyecto greening desert un gran muro de árboles de 4.300 millas de largo y nueve de ancho de este a oeste del continente africano.

Imagen de previsualización de YouTube

Ayuda al planeta con cada clic

Pero, ¿cómo funciona un buscador respetuoso con el medio ambiente? Pues de forma eficiente y sencilla. Cada clic en Ecosia ayuda al medio ambiente. El buscador muestra publicidad a través de Bing, con quien trabajan desde 2015. Gracias a ella, obtiene ingresos por cada búsqueda y cada clic de los usuarios, repartiendo a los proyectos el 80% de estos.

Pero no sólo así logra su objetivo. Mediante enlaces afiliados, EcoLinks, los internautas que lo deseen pondrán hacer aportaciones cuando compren online.

Reducir la huella de carbono

Junto con MyClimate, una plataforma que ayuda a empresas y particulares a medir y compensar la huella de CO2 , el buscador verde ha calculado lo incalculable. “El estándar de emisiones de la industria de motores de búsqueda online es de alrededor de 0,2 gramos de CO2 emitido a la atmósfera por cada búsqueda”, destaca la plataforma en su página web. El compromiso es compensar esa huella producida por servidores, infraestructura, oficinas y demás dispositivos de dueños y usuarios. ¿Cómo?

Fácil. “Una acacia plantada en Burkina Faso puede asimilar cerca de 50 kilos de CO2 de la atmósfera en su larga vida. En función de los clics en anuncios y el valor de los términos de búsqueda –palabras clave como, “crédito”, “cuenta bancaria” o “placa solar” son más lucrativas que los demás y pueden reportar hasta unos pocos dólares por clic- Ecosia gana un promedio de 0,5 centavos de dólar por búsqueda. Hoy por hoy, plantar un árbol en Burkina Faso cuesta 28 centavos de dólar, por lo que, aproximadamente, 56 búsquedas permiten un árbol nuevo, neutralizando así las emisiones que éstas generan”. Los encargados de plantar árboles en el país africano con las aportaciones de Ecosia es la ONG OZG.be, entidad con una gran experiencia en la reforestación en esa zona.

¿Cómo usar Ecosia?

1.- Un usuario puede entrar en ecosia.org y usar el buscador

2.- Los internautas también pueden descargar una extensión en Chrome para convertir Ecosia en su buscador de referencia

3.- Una vez instalado, uno puede llevar la cuenta de cuántos árboles significan sus búsquedas.

Un proyecto imparable

A mediados de 2015, Ecosia sumaba cada mes más de 15 millones de búsquedas desde más de 2,5 millones de usuarios. En una entrevista, su fundador Christian Kroll afirmó que en noviembre de 2014 “llegamos a nuestro primer millón de árboles plantados”. “El segundo llegó en mayo del 2015”. E. propio Kroll fue responsable de proyectos similares como Xabbel, Forestle y Znout, pero finalmente todos acabaron direccionando en 2013 a Ecosia para focalizar esfuerzos.

El cambio debe ser global o no ser. El tiempo apremia y la responsabilidad recae sobre los que hemos puesto al planeta en esta situación. Todo en Ecosia está destinado a hacer fácil la ayudar para salvar el medio ambiente. Para aquellos que desconfíen, los creadores publican el estado de sus cuentas en un portal público. Todo transparente, porque la lucha contra el cambio climático merece todo el esfuerzo.

Fuente: La Vanguardia, Ecosia