Algunos de los más valiosos ecosistemas peninsulares -como las dehesas, los prados, los arrozales o numerosos embalses y pantanos- están tan profundamente intervenidos por el hombre que su conservación depende precisamente de que el hombre siga haciendo en ellos lo que tradicionalmente ha hecho durante siglos.

Imagen de previsualización de YouTube

EFEVerde

Espacios que salvan especies y viceversa, 5.0 out of 5 based on 1 rating