Después de décadas las emisiones de ciertos contaminantes han disminuido sustancialmente en Europa. No obstante, las concentraciones de contaminantes son aún muy elevadas y los problemas de calidad del aire persisten.
Imagen de previsualización de YouTube