España cuenta con la mayor población de buitres de Europa. Y una de las mejor conservadas del mundo.

Cinco organizaciones europeas de conservación de la naturaleza se unen para lograr la prohibición de uso veterinario del diclofenaco, un fármaco que mata a los buitres.

“No seas tú el buitre, déjame serlo a mí” es una campaña de WWF España, SEO/BirdLife, SPEA, Vulture Conservation Foundation y BirdLife Europe, apoyada por la Fundación MAVA.

El diclofenaco veterinario, que es inocuo para el ser humano y para el ganado, es letal para distintas especies de necrófagas y, de hecho, supuso la práctica extinción de los buitres en el subcontienente indio. Hay alternativa para el diclofenaco, segura para los buitres y no más cara para los ganaderos. Prohibir su uso es una cuestión de sentido común. Ayúdanos con tu firma para que España no sea buitre con sus buitres (por cierto, tampoco nos gusta nada que estas magníficas aves se empleen como adjetivo despectivo).

Imagen de previsualización de YouTube