El sistema de arrecifes más grande del mundo, que se extiende a lo largo de 1,400 millas, es el hogar de miles de especies, incluyendo algunas que están en peligro de extinción.

Gracias al apoyo de grupos ambientalistas como WWF, se reunieron firmas de ciudadanos preocupados en 177 países, para pedirle a la UNESCO que defienda este patrimonio mundial.

Imagen de previsualización de YouTube

Y nuestra voz fue escuchada. El Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO votó a favor de ejercer presión sobre el Gobierno de Australia para que cumpla su promesa de restaurar la salud de la Gran Barrera de Coral, donde se pide una prohibición permanente del vertido de escombros en este arrecife.

VIDEO: Ian Bell y Christine Hof, WWF.