Concediendo con el Black Friday, el último viernes de noviembre se celebra el Día Mundial Sin Compras. Una jornada mundial de protestas en la que se invita a la población a no consumir nada con la finalidad de denunciar el actual modelo de producción y consumo y promover formas de consumo alternativo.

Origen

Esta iniciativa surgió en Canadá, de mano del fotógrafo y activista canadiense Ted Dave. El objetivo era organizar una jornada de reflexión sobre el consumo excesivo de la sociedad. La publicación ‘Adbusters’, se sumó a este proyecto.

En un principio solía celebrarse en septiembre. Más tarde se decidió cambiar la fecha a la jornada posterior de Acción de Gracias, un momento clave para el consumo norteamericano. Actualmente, el Día de no comprar nada se celebra en más de 65 países.

Cómo celebrarlo

La forma más fácil de celebrarlo es evitar comprar durante todo el día. Sin embargo, como fue concebida como una jornada de protesta, en muchos países se organizan actividades en contra del consumismo.

Reciclar está bien, pero reducir está mucho mejor

Si quieres saber más sobre el impacto medioambiental del Black Friday, te recomendamos el post de nuestra compañera María Álvarez, «El Back Friday (viernes negro) para el medio ambiente» o consultar la web BuyNothingDay.com