La sostenibilidad se ha convertido en uno de los requisitos imprescindibles en el proceso de organización de grandes eventos y celebraciones. En este sentido, los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 no se han quedado atrás y ya se habla de ellos como los “juegos de la inclusión y la sostenibilidad”. El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos ha resumido esta inclusión del concepto de sostenibilidad con el eslogan “Ser mejores, juntos – Para el planeta y la gente”.

olimpiadas sostenibilidad

Los organizadores de Tokyo 2020 se han propuesto que estos sean los juegos más sostenibles

Medallas recicladas, gestión de residuos, biodiversidad… son muchos los aspectos que se han tenido en cuenta a la hora de planificar el evento deportivo del año pero, ¿es realmente eficaz?

Medallas “recicladas”

Una de las medidas más llamativas, en cuanto a sostenibilidad se refiere, ha sido la creación de las medallas a partir de materiales reciclados. Junichi Kawanishi, el diseñador, necesitó 6,2 millones de teléfonos móviles para elaborar las 5.000 medallas necesarias. El Proyecto Medalla Tokio 2020 recopiló materiales electrónicos como smartphones, tablets y ordenadores por todo Japón.

Medallas de Tokyo 2020

Energía Renovable

Desde la organización de los Juegos Olímpicos han asegurado que la mayor parte de la energía utilizada proviene de fuentes renovables como paneles solares y biomasas de madera. Se espera que durante el evento se emitan cerca de 2,9 millones de toneladas de CO2. Esto estaría por debajo de los niveles registrados en Río 2016 con 4,5 millones de toneladas y Londres 2012 -considerado el más ecológico hasta ahora- con 3,3 millones de toneladas. Además, se ha empleado un programa de compensación de carbono para cubrir todas las emisiones directas e indirectas, incluidos el la construcción y el transporte, aunque en este caso, los atletas se trasladan con coches eléctricos y se ha fomentado el uso del transporte público durante toda la competición.

Biodiversidad

Otro aspecto relevante que han tenido en cuenta ha sido la biodiversidad y el impacto en el Medio Ambiente. Por eso, se van a tomar las siguientes medidas en cuanto a la preservación de la diversidad biológica:

  • Implementación de medidas contra el calor en cooperación con Tokio 2020, el TMG y las agencias gubernamentales pertinentes.
  • Uso eficaz de los recursos hidráulicos mediante la creación de instalaciones de filtración en las sedes y la utilización del agua de lluvia.
  • Crear una red ecológica al replantar ciertas zonas con especies nativas.

Circularidad de los recursos

Aunque los materiales reciclados de las medallas se han llevado toda la atención en cuanto a la circularidad de los recursos, se han implantado muchas otras medidas cuyo objetivo es reducir el impacto ambiental de los juegos. En cuanto a reciclaje, el objetivo es llegar a reciclar o reutilizar hasta un 99% de los artículos y bienes adquiridos o alquilados. La madera utilizada para construir la Plaza de la Villa Olímpica de los atletas será devuelta a las comunidades locales para su reutilización.

Otro material protagonista ha sido el cartón. Tras hacerse viral la información acerca de las camas de los atletas la empresa Airweave, encargada de su fabricación, ha puntualizado que la utilización de dicho material tiene el objetivo de poder ser reciclado en su totalidad una vez acabe el evento.

camas cartón

El objetivo es poder reciclar la totalidad de este material una vez acabados los juegos

Por último, han optado por reutilizar el 25 instalaciones ya existentes de los pasados juegos celebrados en la ciudad nipona en 1964. Esto supone un 60% de las sedes.

Sostenibilidad vs greenwashing

Son muchas las voces críticas que apuntan a un posible caso de greenwashing – o lavado de cara – con estas medidas. Entre ellos, Martin Müller, autor de un estudio publicado en la revista Nature Sustainability sobre la (in)sostenibilidad de los Juegos Olímpicos. Tras analizar los últimos 16 Juegos de verano e invierno, el equipo de Müller apunta que estos acontecimientos han disminuido su rendimiento de sostenibilidad desde 1992, cuando se celebraron en Barcelona. “Los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 son un envoltorio verde”, afirma.

Lo cierto es que, una vez alcanzado el Día de la Sobrecapacidad de La Tierra, sabemos que Japón no consigue buenos datos en materia de sostenibilidad. Por ejemplo, según los cálculos de Footprint Carbon Network, Japón necesitarían 7,8 “japones” para satisfacer la demanda ecológica de sus habitantes. Así como 2,9 tierras para vivir como lo hace un japonés medio, frente a las 2,5 tierras de España o las 0,7 de India.

Pese a que son datos simbólicos, son calculados a partir de la huella ecológica de cada país. Lo que no deja al país asiático en muy buen aposición.

Cada gesto en favor de la sostenibilidad es una buena noticia. Sin embargo, es importante prestar atención a este aspecto los 365  días al año y en todos los ámbitos. Si no, todo lo demás, acabará siendo, simplemente, greenwashing.

El papel de la sostenibilidad en los Juegos Olímpicos Tokyo 2020, 5.0 out of 5 based on 1 rating