El próximo miércoles 21 de abril comenzamos una nueva edición del curso “Diseño de planes de acción ODS para las empresas” que se celebrará online, con una duración de 60 horas y que finaliza el 28 de mayo.

En entradas anteriores, compartíamos reflexiones sobre por qué a una empresa le puede interesar poner en marcha planes de acción ODS y también algunas claves para poder tener un impacto real y no caer en el impactwashing.

La experiencia de la primera edición de este curso ha sido muy enriquecedora. Participantes procedentes de empresas de ingeniería energética, ciclo urbano del agua, sector de la construcción, medios de comunicación, consultorías, organizadores de eventos, despachos de abogados, instituciones feriales, personal de las administraciones públicas y otros. Y es que, como digo en el encabezado de título, la sostenibilidad no es una moda pasajera. Es una cuestión estructural que ha venido a quedarse y que puede integrarse en todo tipo de empresas y/u organizaciones.

Por un lado, la sociedad inevitablemente avanza hacia ese paradigma. Las nuevas generaciones tienen en cuenta cada vez con más peso el comportamiento de las marcas que consumen. Ahí está el lema que es casi un mantra, “No hay planeta B”. Pero, independientemente de esto, los inversores están comprobando que aquellas empresas que tienen integrados planes de sostenibilidad en su funcionamiento, muestran menor riesgo con una rentabilidad sostenible a largo plazo. La legislación también señala esa dirección desde que surgió la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, de información no financiera y diversidad. Cierto es que en este último caso la obligatoriedad es para empresas de determinado tamaño y que las pymes pueden no estar obligadas. Sin embargo, aquí también es aplicable una premisa darwiniana. Sobreviven los que mejor se adaptan. Las grandes empresas ya están haciendo sus evaluaciones de proveedores y escogen a aquellas que tienen mejores comportamientos económicos, sociales y ambientales. A su vez, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas también apunta en esta dirección. Al mismo se están adhiriendo una gran cantidad de grandes empresas y pymes que anualmente emiten su reporte.

La implementación de la Agenda 2030 en las empresas españolas como elemento de competitividad ha pasado a ser una de las prioridades estratégicas de la CEOE desde 2018 y para los próximos 8 años.

Se ha creado una Dirección de Sostenibilidad dentro del cuadro directivo de la organización y se ha invitado a formar parte de su Comité Ejecutivo a diferentes empresarios/as expertos/as en organizaciones internacionales y cambio climático. Además, se han creado grupos de trabajo sobre ODS y Agenda 2030 en las comisiones de CEOE: una de Sostenibilidad y otra de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente y se ha iniciado un marco de colaboración estable con la Red Española del Pacto Mundial que participa en las reuniones de la Comisión de RSE de la CEOE y que actúa como asesor en los grupos de trabajo de Agenda 2030.

A su vez, la CEOE, junto al Alto Comisionado de la Agenda 2030 colabora en la generación de una “Alianza de Empresas” para lograr una mayor capilaridad de la Agenda 2030 entre las empresas españolas.

A todo esto se suma, el acuerdo alcanzado por la Unión Europea para hacer frente a esta crisis. Se ha aprobado un paquete de ayuda económica extraordinaria para los miembros de la Unión Europea que se implementará a través del Fondo Europeo de Recuperación – Next Generation EU.

La recuperación vendrá marcada por la sostenibilidad y la digitalización.

A este Fondo de Recuperación se suma el Marco Financiero Plurianual 2021 – 2027 que es otra oportunidad para financiar la digitalización y la transformación sostenible de la economía.

Recientemente, se ha aprobado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia “España Puede” que se despliega a través de estos nuevos instrumentos comunitarios Next Generation UE. Este Plan se articula en 4 ejes que orientan las 10 políticas palanca que determinan la evolución del país en los próximos años.

plan diseño ods

4 ejes y 10 políticas palanca de España/ Fuente: Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia España Puede

Dentro de las mismas, existen 30 componentes que articulan los programas y que son:

  1. Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos: que puede conectarse con los ODS 7, 11 y 13.
  2. Plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana: que puede relacionarse con el ODS 7 y 11.
  3. Transformación ambiental y digital del sistema agroalimentario y pesquero: que puede relacionarse con el ODS 2, 9, 12 y 14.
  4. Conservación y restauración de ecosistemas y su biodiversidad: que puede relacionarse con el ODS 2 y 15.
  5. Preservación del espacio litoral y los recursos hídricos: que puede guardar relación con el ODS 6 y ODS 14.
  6. Movilidad sostenible, segura y conectada: ODS 11 y 13.
  7. Despliegue e integración de energías renovables: ODS 7 y 13.
  8. Infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y despliegue de la flexibilidad y el almacenamiento: ODS 9.
  9. Hoja de ruta del hidrógeno renovable y su integración sectorial: ODS 7 y 13.
  10. Estrategia de Transición Justa.
  11. Modernización de las administraciones públicas.
  12. Política industrial España 2030: ODS 9.
  13. Impulso a la pyme.
  14. Plan de modernización y competitividad del sector turístico: ODS 8 y 12.
  15. Conectividad digital, impulso de la ciberseguridad y despliegue 5G.
  16. Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial: ODS 9.
  17. Reforma institucional y fortalecimiento de las capacidades del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación: ODS 9.
  18. Renovación y ampliación de las capacidades del Sistema Nacional de Salud: ODS 3.
  19. Plan Nacional de Competencias Digitales: ODS 4.
  20. Plan Estratégico de impulso a la Formación Profesional: ODS 4.
  21. Modernización y digitalización del sistema educativo, incluida la educación temprana de 0 a 3 años: ODS 4.
  22. Plan de choque para la economía de los cuidados y refuerzo de las políticas de inclusión: ODS 3, 10 y 16.
  23. Nuevas políticas públicas para un mercado de trabajo dinámico, resiliente e inclusivo: ODS 5, 8, 10 y 16.
  24. Revalorización de la industria cultural.
  25. España hub audiovisual de Europa.
  26. Plan de fomento del sector del deporte: ODS 3 y 8.
  27. Medidas y actuaciones de prevención y lucha contra el fraude fiscal: ODS 16.
  28. Adaptación del sistema impositivo a la realidad del siglo XXI.
  29. Mejora de la eficacia del gasto público: ODS 1 y 16.
  30. Sostenibilidad a largo plazo de sistema público de pensiones en el marco del Pacto de Toledo: ODS 8.

Si a la visión, misión, objetivos, valores, atributos, aspectos materiales, metas ODS a las que una empresa puede/quiere contribuir le sumas la consideración de estos 30 componentes, el plan de acción ODS empresarial, además de ser coherente y generar verdadero impacto, seguramente tenga más viabilidad económica para su implementación considerando estas nuevas fuentes de financiación. No obstante, será la Dirección de la empresa y/o organización – además de los accionistas – quienes efectivamente deberán tener clara su apuesta firme por la sostenibilidad, independientemente de los fondos públicos de los que pueda disponer.

Paz Hernández Pacheco, ambientóloga especializada en desarrollo sostenible, es docente en el ISM del curso Diseño de planes de acción ODS para las empresas, en el que, si te interesa todo lo comentado en este post, aprenderás, entre otras cosas, a identificar y conocer las medidas/acciones medioambientales, sociales y económicas que una empresa puede poner en marcha para contribuir a las metas de la Agenda 2030 y medir sus avances y diseñar y poner en marcha un plan de acción ODS en empresas.

La sostenibilidad en las empresas: una cuestión estructural que ha venido para quedarse, 5.0 out of 5 based on 2 ratings