Tres empresas asturianas se han unido para poner en marcha una iniciativa de alto rendimiento en la producción de biocombustibles a partir de una materia prima inagotable y no contaminante como las algas. Ése es el objetivo del proyecto «Algabio», liderado por la firma gijonesa Biogas Fuel Cell, instalada en el Parque Científico y Tecnológico de Cabueñes, y en el que va de la mano con Bionorte, adscrita al grupo Isastur, y Tecnomet. El objetivo final es el desarrollo de una tecnología viable de cultivo y cosechado de microalgas para la producción de biodiésel de segunda generación.

El rendimiento en producción de biodiésel con algas es unas 300 veces superior al que se alcanza con soja y unas 25 más al que se consigue con palma. En un momento en que la industria española de biodiésel atraviesa una etapa difícil, con el cierre de plantas productivas o las que subsisten lo hacen a muy bajo rendimiento, el proyecto «Algabio» plantea aprovechar una materia prima que no interfiere en la cadena alimentaria y que favorece la competitividad de las empresas implicadas al ofrecer mejores rendimientos y costes más bajos de producción. A ello hay que añadir el tiempo récord de crecimiento de las algas, tan sólo unos pocos días, que contrasta con los tiempos mucho más dilatados de las plantas oleaginosas con las que tradicionalmente se trabaja para la obtención de biocombustibles.

Tanques de cultivo de microalgas. Revista El Notario

El papel de la gijonesa Biogas Fuel Cell, como líder del proyecto, incluye la evaluación de diferentes tipos de microalgas y las condiciones de operación a nivel de prototipo, según explicó el responsable de I+D, Antonio Domínguez. Biogas Fuel Cell dispone de un fotobiorreactor abierto donde realiza el cultivo y cosechado de microalgas. Por su parte, Bionorte, en colaboración con el departamento de Biología Funcional de la Universidad de Oviedo, evaluará los diferentes métodos de extracción de aceites de microalgas para su utilización en la síntesis de biodiésel. Además, estudiará la obtención de otros productos de alto valor añadido.

La tecnología para el desarrollo de todas estas operaciones corresponde a Tecnomet, que se ocupa del despliegue de un innovador sistema de postratamiento basado en tecnología microondas, cuya finalidad es ver el efecto de este procedimiento tanto en el secado de algas como en la posterior extracción del aceite de las mismas.

Este proyecto, cuyo presupuesto ronda los 378.00 euros, está financiado parcialmente por el Gobierno del Principado en el marco del programa operativo Feder para el período 2007-13. Arrancó en mayo de este año y se prolongará hasta diciembre de 2012. Para sus promotores plantea un «proceso innovador» para obtener biocombustibles.

Fuente: http://www.lne.es

Etiquetas: , , , , , , , ,