La Comisión Europea dio el pasado miércoles su aval a las prospecciones petrolíferas que el Gobierno español ha autorizado en aguas de Canarias, que serán realizadas por Repsol, por considerar que respetan la legislación medioambiental de la UE.”Según la información más actualizada disponible, el procedimiento de evaluación de impacto ambiental de este proyecto ha concluido, y en junio de 2014 las autoridades españolas competentes hicieron pública una evaluación de impacto ambiental”, ha explicado el comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, en respuesta a una interpelación del eurodiputado de Convergència, Ramon Tremosa.

“Sobre la base de la información de que dispone la Comisión, el procedimiento de evaluación de impacto ambiental se ha llevado a cabo de conformidad con las disposiciones de la directiva de evaluación de impacto ambiental”, ha resaltado el responsable de Medio Ambiente.

A raíz de varias preguntas parlamentarias y quejas, el Ejecutivo comunitario -según explica Potocnik- inició una investigación sobre el proyecto de exploración de hidrocarburos en Canarias para garantizar el cumplimiento de los requisitos pertinentes en virtud de la normativa de medio ambiente de la UE.

En el marco de esa investigación, las autoridades españolas informaron de que el proyecto era objeto de una evaluación completa de impacto ambiental de conformidad con las normas de la UE. “Así pues, la Comisión dio por terminada su investigación”, apunta el responsable de Medio Ambiente.

En su pregunta, Tremosa exponía que los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote y el Gobierno canario, así como las principales organizaciones ecologistas, se oponen al proyecto alegando tanto cuestiones medioambientales como un posible impacto negativo para el turismo.

Por ello, preguntaba al Ejecutivo comunitario si tenía conocimiento del estudio ambiental del proyecto y sabía cómo se estaban aplicando las normas medioambientales comunitarias, en particular la directiva sobre hábitats, la de aves y la directiva marco sobre la estrategia marina.

Imagen http://img.actibva.com/

Gobierno canario dice que Bruselas “no entra a valorar el fondo”

El comisionado del Gobierno de Canarias para el Desarrollo del Autogobierno y las Reformas Institucionales, Fernando Ríos, ha matizado que la respuesta de la Comisión Europea (CE) sobre el estudio de impacto ambiental de los sondeos petrolíferos en aguas cercanas al archipiélago “únicamente traslada la opinión y posición del Gobierno de España al respecto y no entra a valorar el fondo del asunto”.

En este sentido, apuntó en un comunicado que la “supuesta” investigación que “dice haber abierto la Comisión Europea, tal y como refleja su propia respuesta al eurodiputado de Coalición por Europea Ramón Tremosa, concluyó” cuando el Gobierno central indicó que el proyecto “era objeto de una evaluación completa de impacto ambiental de conformidad con las disposiciones de la Directiva 2011/92/UE“.

De todos modos, Ríos avanzó que el Gobierno canario volverá a activar las quejas presentadas ante la CE por la autorización a Repsol, “haciendo especial hincapié en el voto particular suscrito por dos de los magistrados del Tribunal Supremo (TS)”.

Añadió que las prospecciones “vulneran hasta ocho directivas comunitarias, entre ellas, las de Hábitat, Aves, Hidrocarburos o Proyectos y Programas”.

Por otro lado, Ríos se refirió a la “soberbia” del Ministerio de Industria que, señaló, “impedirá que se tengan en cuenta las graves deficiencias” del procedimiento aunque espera que “esta vez sí contesten a las alegaciones formuladas”.

De todas formas, informó de que el Gobierno de Canarias recurrirá a los tribunales en caso de que el Ministerio rechace el recurso de alzada, ya que son los “únicos que pueden garantizar imparcialidad al proceso”.

Ríos subrayó que “la pasada sentencia del TS se pronunció sobre la autorización activada hace dos años pero que, en ningún caso, se ha manifestado en torno al procedimiento seguido por el Gobierno en ese tiempo”.

Fuentes: Europa Press y Expansión

Etiquetas: , , ,