Estados Unidos y China anunciaron este miércoles en la COP26 en una declaración conjunta su compromiso para “reforzar las acciones climáticas” en la presente década, a fin de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.

El delegado chino para el clima, Xie Zhenhua, durante su comparecencia. (Reuters/Jeff J. Mitchell)

“Nos comprometemos a reforzar la acción climática en la década de 2020 (…) para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París”, anunció en rueda de prensa el negociador chino, Xie Zhenhua.

La declaración conjunta de ambas potencias reconoce que hay una “brecha entre los esfuerzos actuales y los objetivos” del Acuerdo de París de evitar que las temperaturas a final de siglo suban más de 2 ºC e intentar limitar el alza a 1,5 ºC, agregó.

El anuncio se produce a dos días de que el viernes terminen las negociaciones de la cumbre del clima en Glasgow, donde se busca desarrollar el Acuerdo de París de 2015.

En el texto, reconocen “la urgencia y gravedad de la crisis climática” y se comprometen “de manera individual, conjunta y con otros países durante esta década decisiva, de acuerdo con las diferentes circunstancias nacionales”, a trabajar para evitar los “efectos catastróficos” de la crisis.

Esto contempla “la aceleración de la transición verde y baja en carbono y la innovación tecnológica climática” hacia “una economía global de cero emisiones netas” y, para ello, seguirán dialogando tanto en la COP26 “como más allá” sobre “acciones concretas”.

Con ese fin, cooperarán “en marcos regulatorios y estándares ambientales” para 2030 y en desarrollar “políticas para fomentar la descarbonización y la electrificación”, así como a potenciar “la economía circular”, el “diseño ecológico y la utilización de recursos renovables”, además del despliegue de tecnologías de captura y almacenamiento de CO2.

Cooperación política

Para reducir las emisiones de CO2, China, primer emisor de dióxido de carbono, y Estados Unidos, el segundo, manifiestan su intención de cooperar en políticas para integrar “una alta proporción de energía renovable”.

Se refieren a la energía solar, el almacenamiento y “otras soluciones de energía limpia”, así como “estándares de eficiencia energética”, y señalan que Estados Unidos mantendrá su objetivo de “alcanzar una electricidad 100 % libre de carbono para 2035”, mientras que China hará “todo lo posible” para reducir “gradualmente el consumo de carbón”.

Pekín y Washington se refieren también al “importante papel que desempeñan las emisiones de metano en el aumento de las temperaturas” y se proponen reducirlas en la presente década.

Declaran su intención de desarrollar “medidas adicionales para mejorar el control” de esas emisiones antes de la conferencia del clima de 2022.

Reducción emisiones de metano

Estados Unidos anunció durante la cumbre climática de Glasgow su intención de reducir sus emisiones de metano al menos un 30 % para 2030 y China se compromete ahora a desarrollar un plan de “integral y ambicioso” para “lograr un efecto significativo en el control y la reducción de las emisiones de metano en la década de 2020”.

Washington y Pekín reconocen también que “eliminar la deforestación ilegal global contribuiría significativamente al esfuerzo por alcanzar los objetivos de París”.

Por ello, destacan su intención de colaborar “para apoyar la eliminación” de esa práctica “mediante la aplicación efectiva de sus respectivas leyes sobre la prohibición de las importaciones ilegales”.

Por último, apoyan “un resultado ambicioso, equilibrado e inclusivo sobre mitigación, adaptación y apoyo” en la COP26 que envíe “una clara señal” a las partes firmantes del Acuerdo de París.

El borrador del acuerdo de la COP26

El borrador del acuerdo que se está negociando en la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26) y que Reino Unido ha hecho público este miércoles insta a los países a subir sus ambiciones en 2022, así como a revisar sus compromisos a finales de cada año, y no cada cinco, en un reconocimiento tácito del gran bache que persiste entre la meta fijada por el Acuerdo de París y los planes reducción de emisiones.

El presidente de la COP26, Alok Sharma, recordó que ha llegado “el momento de los compromisos” para sellar un texto final el viernes y apeló a la conciencia de los delegados: “Lo que acordemos aquí marcará el futuro de nuestros hijos y nietos, y no queremos fallarles”.

El texto provisional remite directamente al acuerdo alcanzado en el 2015 -limitar el aumento de las temperaturas “muy por debajo” de los 2 grados y “persiguiendo los esfuerzos” para no superar los 1,5 grados- pese los intentos de los países vulnerables para fijar estrictamente el límite en 1,5 grados.

Fuente: EFEverde, El Mundo