Según un estudio de la Comisión Europea, los llamados techos verdes, que albergan vegetación, así como el enverdecimiento de paredes con materiales adecuados para el cultivo de plantas, ayudan a reducir el ruido del tráfico en las ciudades.

En el estudio se investigó qué tipo de “greening” –enverdecimiento del entorno urbano- produce mayores beneficios a la hora de reducir el ruido. Los techos verdes, los muros de fachadas verdes en los edificios y las pantallas de vegetación en los tejados planos fueron de las opciones más destacadas.

Las simulaciones que se llevaron a cabo para realizar el estudio han dado como resultado que los materiales de sustrato modelados –los que se utilizan para proporcionar una superficie para el crecimiento de plantas– son los que representan una mayor reducción de ruido, llegando a la disminución de 7,5 decibelios.

La simulación también ha servido para probar diferentes combinaciones de construcciones “greening”, siendo la combinación de bordes de techo suaves con cualquier techo o muro verde la más efectiva.

La  Directiva sobre evaluación y gestión del ruido ambiental reconoce la necesidad de proteger áreas silenciosas en ciudades y pueblos como lugares de alto valor para la comunidad local. Las plantas pueden desempeñar un papel fundamental, suavizando el entorno urbano y reduciendo el ruido. Los techos verdes y jardines verticales, además de ayudar a reducir el ruido, ofrecen otros beneficios y por este motivo el “greening” está amparado bajo la Estrategia de Infraestructuras Verdes.

El “greening” además de ser una herramienta útil para disminuir el ruido del tráfico, también puede utilizarse para minimizar el ruido de otras fuentes como el del aire acondicionado. Asimismo, tiene otros beneficios ambientales importantes como la absorción del dióxido de carbono, la mejora de la calidad de aire, la reducción del efecto “isla de calor urbano”, el aumento de la biodiversidad urbana y el embellecimiento de calles y tejados.

Fuente: http://www.udalsarea21.net

Etiquetas: , , , , ,