El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM) ha resuelto la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del embalse de Biscarrués concluyendo que con las modificaciones y condicionantes relevantes introducidas en la misma se resolvieron de manera satisfactoria los aspectos ambientales relativos a fauna y vegetación, Red Natura 2000, patrimonio y paisaje, así como aspectos socioeconómicos.

El objetivo del proyecto es proporcionar una mayor garantía de suministro para las superficies de regadío de los Riegos del Alto Aragón mediante la laminación de las avenidas del río Gállego. En el proceso de información pública este proyecto recibió 7.865 alegaciones, además de otras extemporáneas de administraciones públicas y alegantes particulares.

La resolución del MARM, que se publicará en breve en el Boletín Oficial del Estado, redefine las características del proyecto para adaptarlo a sus nuevas condiciones. En concreto, el proyecto evaluado sustituye al anterior, de una capacidad de 192 hm3.

En este sentido, al readecuar el proyecto, la Resolución establece un desagüe de fondo a una nueva cota más baja que se encuentre lo más próxima posible al nivel de cauce para minimizar en todo lo posible la generación de un embalse muerto. Por ello, y con el fin de no afectar a los tramos de rafting, en ningún caso el embalse muerto superará la cota 427.

La DIA estableció que solo cuando el caudal entrante sea superior a los 90 m3/s, sin perjuicio de lo estipulado para las avenidas, se embalsará agua en la presa, (que seguirá vertiendo 90 m3/s por los desagües de fondo), y excluye la minicentral hidroeléctrica proyectada, por no haber quedado justificada la necesidad de la misma.

La Declaración exige que los costes recaigan en mayor proporción sobre los principales beneficiarios del proyecto, e indica que no se eliminará inicialmente la vegetación del vaso del embalse mientras se efectúa su seguimiento. Asimismo, se realizarán repoblaciones y tareas de restauración de hábitats que compensen la masa forestal perdida.

Se establecen además una serie de medidas correctoras y compensatorias referidas al Milano real (seguimiento de las poblaciones reproductoras, respuesta a los cambios de hábitat inducidos por el proyecto, declaración de una figura de protección adecuada para el fin perseguido, la construcción de comederos, corrección de tendidos, persecución del uso ilegal de veneno, etc.), que serán asumidas por el promotor en colaboración con la Comunidad Autónoma. También se ha exigido la puesta en marcha de medidas especiales para la nutria y la margaritona, en el caso de que se encontrasen poblaciones de este molusco.

Dada la contestación social al embalse y la incidencia ambiental de la infraestructura, la DIA requiere, que al menos durante los próximos diez años desde la publicación de esta resolución, se remita un informe anual al órgano ambiental incluyendo un resumen comprensible para el conjunto de los interesados sobre la evolución del proyecto y la adecuada incorporación de las condiciones establecidas tanto en la fase de construcción como de explotación.

Dicho plan de seguimiento estará a disposición del público a través de su publicación en la web del Ministerio.

Con el fin de no afectar a los tramos de rafting, en ningún caso el embalse muerto superará la cota 427. Foto: WWF

Satisfacción en agricultores

Tras conocer la aprobación de la DIA del embalse de Biscarrués, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA) señaló que su contenido es “sustancialmente idéntico” al aprobado por la Comisión del Agua de Aragón el 20 de julio de 2006.

Por ello, la organización agraria valoró “positivamente” la aprobación de la DIA, incidiendo en “la necesaria aportación de caudales a los sistemas de riego”, puesto que “estos avances suponen reconocer la especial importancia de la agricultura y del regadío en Aragón”.

Algo más crítica se mostró la Asociación de Jóvenes Agricultores de Aragón (ASAJA), al afirmar que “el documento está cargado de condicionantes que apuestan más por el carácter medioambiental del embalse que por su carácter socioeconómico–alimentario”.

Esta organización exige que si la obra no es considerada de interés general y tiene repercusión de costes sobre los beneficiarios, “se tenga en cuenta que los beneficiarios somos toda la sociedad, y se deberá recompensar al sector primario por la labor ambiental que éste realiza, fundamentalmente en la liberación de oxígeno a la atmósfera”.

Críticas ecologistas

La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) ha rechazado la aprobación de esta DIA por considerar que “la política hidrológica del Ministerio de Medio Ambiente que consiste en destruir lo poco que queda sano de nuestros ríos de Aragón”.

En opinión de COAGRET, con esta decisión “la Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino se precipita hacia una insostenible política de la oferta hidráulica”“El Ministerio ha condenado al río Gállego a una muerte segura y anunciada”, indica la organización.

La organización considera que esta aprobación “supone la destrucción segura de las actividades de deportes de aventura que se desarrollan en el tramo que se pretende inundar, provocando la ruina de las empresas y la destrucción de los puestos de trabajo”. COAGRET recuerda que “estas actividades turísticas suponen el principal motor económico de la zona”, por lo que concluye que “el MARM va a gastar 41 millones de euros en destruir empresas y puestos de trabajo”.

Organizaciones ecologistas han manifestado su “decepción” y enfado por la declaración de impacto ambiental (DIA) favorable a la construcción del Embalse de Biscarrués, en Aragón, y han anunciado que tienen la intención de estudiar el asunto para denunciar al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) ante las instituciones europeas, algo que “no sería la primera vez que ocurre” ni que la UE da un “varapalo” a España por razones ambientales.

Fuente: http://www.cronicadearagon.es y http://www.europapress.es

Etiquetas: , , , , , , ,