La concentración de CO2 en la atmósfera ha batido un récord en 2018.Los países deben recortar a la mitad las emisiones globales de CO2 la próxima década para cumplir el Acuerdo de París y limitar el calentamiento de la Tierra a 1,5ºC, según el último informe de emisiones de la ONU. Solo eso evitaría los impactos más destructivos de la crisis climática.

La cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) lanzada a la atmósfera ha crecido a un ritmo del 1,5% anual desde 2010 “a pesar de las advertencias”, explican los expertos de la ONU. De hecho, el año pasado alcanzaron un máximo histórico de 55,3 gigatoneladas. 55.000 millones de toneladas. Las economías más desarrolladas, las del G20, suponen tres cuartas partes del problema.

Este análisis del Programa para el Medio Ambiente (Pnuma) lo que hace es medir la brecha entre lo que se está emitiendo en realidad y la cantidad máxima admisible en 2030 para conseguir que la Tierra se caliente por debajo de 1,5ºC o 2ºC –los dos umbrales citados en el Acuerdo de París–. Esa brecha no ha parado de crecer, poniendo la cosa cada vez más cuesta arriba.

La situación es la siguiente: tras el récord de esas 55,3 gigatoneladas, llegar a tiempo en 2030 supone rebajar el volumen de gases de efecto invernadero liberado un 55%. Si la humanidad se conforma con el umbral de los 2ºC, el recorte se queda en el 15%. La diferencia entre un objetivo y el otro fue descrita profusamente por el Panel Internacional de Expertos (IPCC) en octubre de 2018. “Terribles consecuencias”, fue su calificación.

El ritmo de recorte calculado es pues de un 7,6% cada año desde 2020 hasta 2030. “Si se hubiera comenzado a recortar en 2010, habría bastado con un 3,3% anual”, recuerda el análisis.

El reporte es lanzado a pocos días de la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 25), que tendrá lugar en Madrid, España, y donde los países revisarán la ambición de sus contribuciones. En ese marco, el informe sirve como el punto de referencia mundial para el progreso hacia los objetivos climáticos.

Los hallazgos del Informe sobre la Brecha de Emisiones 2019 envían mensajes sólidos a los Gobiernos y a las partes que asisten a la COP25 y, junto con el reciente reporte Unidos en la Ciencia, brindarán un apoyo crucial a los debates.

La conferencia de prensa será transmitida a través del sitio web webtv.un.org y un vídeo será puesto a disposición del público al finalizar el evento.

Fuentes: Eldiario.es, ONU

Etiquetas: , , , ,