El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha abierto  el plazo de información pública del Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera (Plan AIRE) 2013-2016, que establece nuevos objetivos específicos realistas y medidas eficaces para reducir las emisiones en las ciudades. El trámite estará abierto hasta el 10 de marzo.

El Plan AIRE es un instrumento para la creación y desarrollo de un marco que permita a las distintas administraciones implicadas actuar para mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones. Para ello, incorpora 39 objetivos específicos que suponen 79 medidas, divididas en horizontales y sectoriales.

Durante su tramitación, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del MAGRAMA ha distribuido a las Comunidades Autónomas un borrador del Plan AIRE para hacerles partícipes en su elaboración. Prácticamente todas ellas han aportado sus sugerencias y comentarios, que han sido también tenidos en cuenta para mejorar el texto.

Una vez incorporadas dichas aportaciones, esta iniciativa estará sometida a información pública hasta el próximo 10 de marzo. De nuevo, las alegaciones que se presenten, serán tenidas en cuenta, antes de su aprobación definitiva por acuerdo de Consejo de Ministros, previsto para finales del mes de marzo.

Calidad del aire como materia educativa

El Plan AIRE incluye medidas para abordar los problemas en materia de calidad del aire desde su origen. Entre ellas, se encuentran las destinadas a fomentar el uso de transportes menos contaminantes, así como el transporte público en sustitución del vehículo propio de combustión convencional, e iniciativas para discriminar de forma efectiva los vehículos menos eficientes y más contaminantes.

Con este Plan, se pretende además transmitir a la sociedad que una determinada actitud ciudadana, a través de actuaciones individuales, puede hacer que la contaminación disminuya. Para alcanzar ese objetivo, lo primero es conseguir que la información sobre la calidad del aire sea más accesible, transparente y fácil de entender.

Por ello, adopta medidas para que la información esté disponible en tiempo real y sea presentada al ciudadano de una forma sencilla. Además, pretende mejorar la formación de la sociedad en este ámbito, incorporando la calidad del aire como materia en el ciclo de educación secundaria.

Esfuerzos centrados en el transporte

El contenido íntegro del denominado Plan AIRE incluye estudios y análisis sobre la contaminación atmosférica y las emisiones en las que España incumple los topes establecidos. La razón de ser de la futura norma es que esos incumplimientos se centran en el transporte por carretera, el transporte urbano y el consumo energético en zonas residenciales.

Explica el plan que como dichos sectores quedan fuera del régimen de comercio internacional de derechos de emisión, corresponde al Gobierno combatir la contaminación en las grandes urbes y eso supone un elevado gasto.

Para reducir ese presupuesto, AIRE propone fomentar lo siguiente:

– Que funcionarios y empleados públicos usen transporte colectivo en detrimento “del vehículo particular de baja ocupación”.

– La extensión del teletrabajo, “que conlleva una importante disminución de las necesidades de transporte”.

– Las videoconferencias o audioconferencias para “reducir las necesidades de transporte para acudir a reuniones de trabajo”.

En el ámbito fiscal el Plan AIRE, tras proponer criterios ambientales en los impuestos, dice que “sería conveniente revisar el impuesto de vehículos de tracción mecánica (o de circulación), para introducir criterios ambientales”.

El documento del Ministerio justifica el futuro aumento de ese impuesto “en aplicación del principio de “quien contamina paga” al objeto de cambiar el comportamiento de los productores de bienes y servicios y de los consumidores.”

En cada ciudad, según los riesgos de contaminación, los coches pagarán esa tasa no en función de la potencia del motor, como hasta ahora, sino del grado de emisiones de CO2 y NO2, y/o de su antigüedad. Y avisa AIRE que ese en ese impuesto “no deberían tenerse en consideración argumentos de carácter social” al ser de naturaleza ambiental. Y que las políticas sociales se apliquen en otras áreas.

Plan Nacional de Calidad del Aire

Formato: pdf - Tamaño: 2,69 MB

Fuente: MAGRAMA y http://noticias.terra.es

Etiquetas: , ,