Así se indica en las conclusiones de la lista Forest 500, donde se muestra que sólo un pequeño número de agentes en todo el mundo tiene políticas integrales para proteger a los bosques tropicales, por lo que difícilmente se alcanzará la meta de cero deforestación para 2030 como expone la Declaración sobre los Bosques de Nueva York.

La lista Forest 500, elaborada por el Programa Global de la Cubierta Forestal, en inglés Global Canopy Programme, recoge a aquellos agentes que tienen cierta relación con la cadena de suministro que, directa o indirectamente, impulsan gran parte de la deforestación tropical. Un análisis que parte de una metodología rigurosa, y que se basa en más de 40.000 puntos obtenidos de fuentes públicas y privadas. Con ello, se ha identificado, evaluado y clasificado a 250 empresas, con unos ingresos totales anuales de más de 4,5 billones de dólares; 150 inversores y los prestamistas; 50 países y regiones; y otros 50 actores influyentes en este espacio. En conjunto, estas 500 instituciones controlan las complejas cadenas de suministro mundial de materias primas de riesgo “forestal”, como la soja, aceite de palma, carne, cuero, madera, pulpa y papel que tienen un valor comercial anual de más de 100 mil millones dólares y se encuentran en más del 50% de los productos envasados en los supermercados.

Bosque tropical grist.org

Para Mario Rautner, director de esta lista, los resultados destacan que queda mucho trabajo por hacer para la deforestación cero, aunque hay una buena noticia: existe una serie de grandes jugadores de todos los sectores que están demostrando un liderazgo muy necesario. En concreto, estos son siete empresas que obtuvieron el máximo número de puntos: DanoneKao CorpNestleProcter & GambleReckitt Benckiser GroupUnilever y el banco HSBC.

En el lado opuesto, 30 compañías, muchas de ellas establecidas en Asia y en el Medio Oriente, e inversores que obtuvieron cero puntos, siendo el 5 la mayor puntuación. En cuanto al análisis por países, las naciones de América Latina con una alta valoración fueron aquellas que disponen de bosques tropicales. Asimismo, los Países Bajos y Alemania se sitúan entre las naciones importadoras de materias primas con riesgo para los bosques que obtienen mejores calificaciones.

Este documento concluye que la deforestación tropical se está abordando en diversa medida por los gobiernos de los países y las regiones tropicales, por lo que se necesita un enfoque más integral con el apoyo de los países socios comerciales más importantes. Además, se subraya que las naciones incluidas en la Forest 500 representan casi el 90% de los bosques tropicales del mundo y casi el 90% de la deforestación tropical que se ha producido en la última década y pocos países han desarrollado hasta el momento cero o neto cero objetivos de deforestación.

Según apuntan desde la Global Canopy Programme, los inversores apenas han desarrollado políticas de inversión sostenibles, pues ninguno de los inversores evaluados tiene un compromiso con la deforestación cero para materias primas de riesgo forestal. Por ello, resaltan que éstos estan en una posición única para asegurar una rápida transición hacia una economía de deforestación cero.

Fuente:  Diario Responsable

Etiquetas: , , ,