La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que existen “317 millones de euros iniciales presupuestados” para la regeneración del Mar Menor, un espacio que “no admite más desarrollos ni urbanísticos ni agrícolas”.

Fuente: MITECO

Actuaciones iniciales

Ribera ha comparecido este lunes en sesión extraordinaria ante la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico en el Congreso para informar a petición propia sobre la situación del Mar Menor.

La ministra ha indicado que las actuaciones iniciales cuentan ya con unas inversiones de 317 millones de euros presupuestadas, pero es probable que se necesiten recursos adicionales en el ámbito de la agricultura, con la implicación del Ministerio de Agricultura y con la “seriedad necesaria” del Gobierno regional.

La implicación de todos

Por ello, ha insistido que es necesaria “la implicación de todos”, para lograr la recuperación del Mar Menor, con soluciones respetuosas con el rigor científico, asegurando el respeto a la ley por la “situación dramática” y que no sean los agricultores honestos los perjudicados en esta circunstancia, además de garantizar una cooperación institucional y la máxima participación social.

Ribera ha recordado que la degradación del Mar Menor está clara desde hace tiempo y requiere de respuestas concretas, y como factores causantes ha citado la pérdida de oxígeno, la eutrofización por la aportación de nutrientes o la mayor vulnerabilidad a nuevos episodios, problemas que han sido estudiados por diferentes entidades científicas, universidades y oceanográficas.

Las soluciones están recogidas en diferentes documentos elaborados por el Gobierno de Murcia para la protección del Mar Menor y del litoral y sería deseable que aparte de identificarlas se aplicaran y ejecutaran las medias, ha dicho.

Las causas

Entre las causas, ha enumerado la carga de nutrientes y fertilizantes muy por encima de la capacidad de absorción que tiene el ecosistema, por lo que lo primero es “hacer cumplir la ley”, sancionando a quien comete prácticas ilegales, aplicando las medidas cautelares adoptadas en mayo de 2020 y buscando el consenso entre los diferentes actores para encontrar las limitaciones.

Según los estudios, ha dicho, la aportación excesiva de los nutrientes viene de la agricultura intensiva y llega a los 4.100 kilos diarios de nitratos y de riego ilegal, y se han identificado 8.500 hectáreas de regadíos ilegales -que tradicionalmente se dedicaban al secano-.

Fuente: EFEVerde

Etiquetas: