La reducción de emisiones de gases contaminantes de la UE en 2030 será de “al menos el 55 %” en lugar del 40 % fijado hasta ahora, en relación a los niveles de 1990 ha anunciado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

CE cambio climatico

El hecho de que la CE apueste por el objetivo más ambicioso de entre los que había sobre la mesa envía una señal clara sobre el liderazgo climático de la UE

La alemana señaló que las evaluaciones de esta meta que ha elaborado la Comisión apuntan a que “pondrá a la UE en el camino firme para ser un continente climáticamente neutro en 2050”, esto es, para que la UE emita solo el CO2 que sea capaz de absorber en su territorio.

También permitirá al continente europeo cumplir con los compromisos que exige el Acuerdo de París, añadió Von der Leyen, que dijo también que si otros países siguen este camino “el mundo logrará mantener el aumento de la temperatura media global por debajo de los 1,5 grados centígrados”.

La presidenta de la CE subrayó que el Pacto Verde Europeo es “el mapa para lograr esa transformación” e incidió en que en su núcleo está “la misión de ser el primer territorio climáticamente neutro en 2050”.

“No llegaremos a ese punto si mantenemos el ‘statu quo’”, advirtió Von der Leyen, que avanzó que la Comisión revisará toda la legislación comunitaria en materia de clima y energía antes del próximo verano.

En este sentido, anunció que el objetivo es que un 37 % de las inversiones del plan de recuperación europeo tras el coronavirus, dotado con 750.000 millones de euros, se gaste de forma directa en los objetivos del Pacto Verde.

También aseguró que se fijará un objetivo para que el 30 % de los fondos del plan de recuperación, que se financiará al completo a través de la emisión de deuda, sean “a través de bonos verdes”.

España respalda un aumento de la ambición climática de la Unión Europea

El Gobierno de España está alineado con la posición anunciada por la Comisión Europea (CE) de incrementar el objetivo climático de la Unión Europea (UE) a 2030 hasta alcanzar una reducción de las emisiones de al menos el 55% con respecto a 1990.

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha dado la bienvenida a esta propuesta que sitúa a la UE en el mejor punto de partida para poner en marcha cuanto antes una recuperación verde. “La Comisión Europea ha entendido claramente que la única opción para salir de la actual crisis causada por la COVID-19 es poner en marcha una recuperación verde, que responda a la crisis climática, poniendo a las personas en el centro y cuidando del medio ambiente”, ha subrayado Ribera.

La vicepresidenta ha explicado, además, que el hecho de que finalmente la CE apueste por el valor más alto entre los dos analizados –reducción del 50 o del 55% con respecto al nivel de emisiones de 1990- en la evaluación de impacto a la que se comprometió cuando presentó el Pacto Verde Europeo el pasado 12 de diciembre, “envía una señal clara para acelerar el debate sobre la ambición climática a 2030, de manera que podamos cerrar lo antes posible un acuerdo político que permita a la Unión Europea presentar antes de final de año a Naciones Unidas una contribución al Acuerdo de París más ambiciosa y demostrar que mantiene su liderazgo climático a nivel internacional”.

España respalda el anuncio de mayor ambición de la Comisión por cuatro motivos principales: porque nos permite responder a las demandas de la Ciencia; por las oportunidades que genera para la economía en un momento crucial en el que es necesario sentar las bases de la recuperación, en términos de modernización de la economía, empleo, mejora de la salud, o desarrollo industrial; por el sentido de justicia social que representa, y porque nos situamos en senda de cumplir con el Acuerdo de París.

Fuente: EFEVerde, MITECO

Etiquetas: , ,