El nuevo boom que van a vivir las renovables en España con la construcción de 8.700 MW de nueva potencia, en su mayoría eólica y fotovoltaica, tiene muchos puntos de vista positivos.

A los ya conocidos beneficios para los consumidores con la entrada de más renovables porque abaratan el precio de la electricidad, sin duda alguna, una de los grandes beneficios sociales de llevar a cabo la instalación de tanta potencia renovable son los empleos que se crean.

Según la filial fotovoltaica de la patronal de renovables APPA, se van a crear con los 3.900 nuevo megavatios de fotovoltaica más de 27.900 nuevos empleos directos e indirectos durante la fase de construcción y elevarían a más de 18.800, los puestos de trabajo permanentes en esta tecnología para los próximos 20 años.

Por su parte, la patronal de la energía eólica en España, AEE, ha anunciado la creación de entre 25.000 y 30.000 empleos, entre directos e indirectos, en la fase de construcción de los parques.

En total, casi 58.000 nuevos empleos que se irán poniendo en marcha según vayan avanzando los parques.

Teniendo en cuenta, que el total de empleados por las renovables en España asciende a 75.000 trabajadores, el incremento para los próximos dos años va a ser exponencial. Más de un 75% sobre la cifra actual.

A pesar de este incremento, el número total de empleados será difícil de verlo por encima de los 115.000 en un mismo año. Es por ello, que con este boom e volvería a los datos de empleo de hace cinco años, justo cuando el Gobierno aplicó la moratoria.

Hay que contar además, que falta por darse la subasta de renovables en Canarias. Allí se aumentará también el número de trabajadores.

Las nuevas plantas de renovables, que todavía está por ver donde y como se van a construir, tienen unos aliados imprescindibles para poder llevar a cabo la construcción e instalación de las mismas. No son otras que las comunidades autónomas.

Casi todas quieren llevarse un trozo de la tarta. Unas más que menos. Mientras la eólica se repartirá sobre todo en Aragón, Galicia, Castilla y León y Andalucía.

Ahora, la fotovoltaica, tras recibir casi 4 GW, las regiones más beneficiadas son Castilla La Mancha, Valencia, Murcia, Extremadura y Andalucía.

Varias de estas regiones ya se han puesto manos a la obra para tratar de reducir los plazos en los distintos procesos administrativos, siempre y cuando se trate de parques de menos de 50 MW, sino todo irá por el Ministerio de Energía y el de Medio Ambiente.

Fuente: http://elperiodicodelaenergia.com

Etiquetas: , ,