El gasto estatal en actuaciones para la prevención de la contaminación y el cambio climático cae este año un 45,6% en comparación con 2016, y retrocede a niveles no vistos desde 2007, y también descienden otras partidas relacionadas con el medio ambiente, como protección y mejora del medio natural (-13,7%), gestión e infraestructuras del agua (-12,4), calidad del agua (-12,0), protección y mejora del medio ambiente (-10,5) y actuaciones en la costa (-7,4).

Así consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017, presentado este martes en el Congreso de los Diputados por el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, dando así el pistoletazo de salida a su tramitación parlamentaria.

De todos los apartados presupuestarios más directamente vinculados con el medio ambiente, el gasto para prevención de la contaminación y el cambio climático es el que experimenta el recorte más severo, con una partida para este año de 27,64 millones de euros, lo que representa un descenso del 45,6% respecto a los 50,85 millones de 2016.

Se trata de la cantidad más baja desde 2007, cuando se presupuestaron 9,5 millones de euros, y en un contexto en el que 196 Estados y la UE adoptaron en diciembre de 2016 el Acuerdo de París, que es el primer tratado universal contra el cambio climático, en vigor desde el pasado 4 de noviembre.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, anunció en sendas comparecencias parlamentarias en el Congreso y en el Senado que ahora es “el momento idóneo” para impulsar una Ley de Cambio Climático y Transición Energética, y que el compromiso de España en esta materia es “más ambicioso que nunca”.

La Oficina Española de Cambio Climático tampoco escapa a los recortes porque para este año se han presupuestado 26,94 millones de euros en gastos, lo que supone un 45,8% menos respecto de los 49,67 millones de 2016.

Por otro lado, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 también recoge caídas en otras partidas medioambientales y un incremento sólo en la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que pasa a contar con 126,29 millones de presupuesto, un 3,5% más que el año pasado.

Así, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente prevé disminuir las partidas de gasto destinadas a gestión e infraestructuras del agua (1.165,89 millones, un 12,4% menos que en 2016), calidad del agua (192,21, un 12,0% menos), protección y mejora del medio natural (170,35, un 13,7% menos), actuaciones en la costa (27,64 millones, un 7,4% menos) y protección y mejora del medio ambiente (16,53, un 10,5% menos).

INFRAESTRUCTURAS

Por otro lado, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017 indica que se seguirán llevando actuaciones como el Plan Nacional de Calidad de las Aguas, el Plan Nacional de Saneamiento y Depuración de Aguas, el Plan Nacional de Reutilización de Aguas y los planes hidrológicos de demarcación.

En el marco de la política de aguas, el departamento dirigido por Isabel García Tejerina contempla abordar el Pacto Nacional del Agua con el fin de garantizar el suministro de agua en calidad y cantidad suficiente, de una manera integral y solidaria en todo el territorio nacional, asegurando a su vez una adecuada protección del medio ambiente.

De manera concreta, las prioridades en las infraestructuras hidrológicas se materializan en las siguientes líneas de trabajo: satisfacción de las demandas no cubiertas y consolidación de las existentes en los sistemas actuales, conservación, mantenimiento y modernización de las infraestructuras existentes y gestión de sequías e inundaciones.

Los objetivos a conseguir en cuanto a calidad de las aguas son mejora del estado de la depuración de las aguas residuales, de la calidad de las masas de agua y ecosistemas asociados, mantenimiento, conservación y protección del patrimonio medio ambiental y mejora de la gestión.

Para el desarrollo de estas actividades, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente dispondrá en 2017 de 1.251 millones de euros, de los que corresponden al capítulo de inversiones 704 millones de euros. Además, las sociedades de aguas tienen previsto realizar inversiones de 122 millones.

Por lo que respecta a las infraestructuras costeras, Medio Ambiente pretende compatibilizar la protección del litoral con el desarrollo de las actividades económicas no perjudiciales y con la seguridad jurídica, para lo que dispondrá de 57 millones de euros.

Los objetivos en este apartado se resumen en protección y conservación del litoral, sometido a presiones de las que se derivan problemas de regresión, erosión costera y pérdida de biodiversidad de los ecosistemas naturales y marinos; recuperación de la accesibilidad y el tránsito peatonal para asegurar el uso y disfrute por los ciudadanos; planificar, conservar, proteger y mejorar el medio marino para lograr o mantener su buen estado ambiental, y asegurar la integridad del dominio público marítimo-terrestre para conseguir la protección ambiental garantizando, a su vez, la seguridad jurídica de ciudadanos y empresas.

En cuanto a las infraestructuras medioambientales, están previstas actuaciones en áreas como prevención de la contaminación y el cambio climático, protección y mejora del medio ambiente y del medio natural.

Concretamente, en la adaptación al cambio climático, se ha aprobado recientemente la Estrategia Europea de Adaptación. En el marco del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (Pnacc), Medio Ambiente pretende la integración de la adaptación al cambio climático en las políticas de los sectores sensibles y la coordinación de todas las administraciones públicas de forma que se eviten duplicidades.

En el ámbito de la protección y mejora del medio ambiente, se incidirá en el desarrollo de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental, y en la protección y mejora del medio natural, se pretende mejorar la protección de los ecosistemas forestales con actuaciones dirigidas a mitigar los procesos de desertificación, prevención de incendios forestales y protección de los ecosistemas forestales frente plagas y enfermedades. Para estas actuaciones, Medio Ambiente dispondrá en 2017 de créditos por un importe de 155 millones de euros.

Fuente: http://ecodiario.eleconomista.es

Etiquetas: , , ,