Mutriku es  la primera localidad europea en contar con una planta para generar y suministrar energía a través de las olas. La nueva instalación se sitúa en el nuevo dique del puerto y cuenta con una potencia de 296 Kw, lo que le permitirá producir el equivalente al consumo anual de 600 personas.

En una visita realizada el viernes a la instalación, el director general del Ente Vasco de la Energía (EVE), José Ignacio Hormaetxe, explicó que a partir de hoy, “Mutriku será un referente mundial”, ya que solo existen dos plantas de estas características en el mundo, una en las Azores y la otra en Escocia. En ambos casos, explicó, las centrales están más orientadas a la investigación que a la producción energética.

Por el contrario, la de Gipuzkoa nace como una central “pre-comercial” que hoy mismo se conectará a la red general de distribución con el objetivo de producir 600.000 Kw/hora al año, “lo que supone energía suficiente para abastecer las necesidades de 600 personas o 300 familias”.

Tal y como reconoció el directivo del EVE, “no son cotas demasiado elevadas”, pero permitirán demostrar la validez de las olas como fuente de energía, además de ofrecer un valor añadido a la obra portuaria de Mutriku, donde se han construido un nuevo dique, una playa y una piscina artificial de mareas.

Según el jefe del proyecto de la planta maremotriz y miembro del Departamento de Energías Renovables del EVE, Yago Torre-Enciso, el funcionamiento de la central “es muy simple“.

Se han colocado, detalló, 16 cámaras de aire dentro del dique, de forma que cuando la ola llega a la plataforma, presiona el aire de las cámaras y éste asciende pasando por las turbinas y haciéndolas girar. Cuando la ola se retira, el aire es succionado y produce el movimiento giratoria de cada turbina, que se aprovecha para mover los generadores y producir electricidad.

Una de las particularidades de la central es que, al ubicarse dentro del dique, no está en contacto con el agua del mar y se evita el peligro de que la maquinaria se corroa. Además, destacaron que esta producción eléctrica no emite CO2 ni ningún tipo de gas contaminante de la atmósfera y no altera en ninguna forma las condiciones del agua. “Lo único negativo es el ruido, pero hemos insonorizado las puertas de acero y desde el exterior no se aprecia nada”, aseguró Torre-Enciso.

Planta maremotriz de Mutriku. Foto: www.energiasmarinas.es

Los responsables explicaron que la tecnología de la planta, conocida como Columna de Agua Oscilante (OWC en inglés), está considerada como “la más madura que existe en el mercado del aprovechamiento energético de las olas”. La instalación ha sido creada por la empresa escocesa Wavegen, perteneciente al grupo Voith Hydro, y las turbinas han sido fabricadas en la planta de Tolosa.

Hormaetxe recalcó que las empresas como Voith, con su participación en proyectos pioneros como el de Mutriku, obtendrán “importantes referencias” en el momento en el que el mercado energético comience a despegar.

Pero para ello, según informaron desde el EVE, será necesario superar las dificultades de la rentabilidad y lograr que esta producción de energía sea económica.

En este sentido, los responsables de la planta reconocieron el “fuerte respaldo” que reciben por parte de las instituciones públicas, aunque subrayaron la necesidad de “un marco regulatorio que apoye esta nueva fuente de energía y haga que las empresas apuesten por ella”.

De superar todas esas trabas, el tejido industrial vasco podría aprovechar el potencial “medio-alto” de los más de 200 kilómetros de costa de Euskadi donde, según datos del EVE, se podrían generar 24 kW/m de media anual.

El órgano dependiente del Gobierno Vasco asegura que el litoral vasco presenta unas condiciones marinas “no excesivamente agresivas e idóneas” para las instalaciones de aprovechamiento energético de las olas como la de Mutriku.

Con objetivo de “posicionar a Euskadi como referente en energía marina y generar sector tecnológico, industrial y social en torno a ella, actualmente se está construyendo una segunda plantamaremotriz en Euskadi. Se llamará Biscay Marine Energy Platform (Bimep), se inaugurará en 2012 en Lemoiz y, según las previsiones, será la más importante de Euskadi.

Como explicó Hormaetxe, el principal propósito del Bimep será el de “dotar a las empresas que fabrican estos dispositivos de unas instalaciones capaces de validar sus diseños y probar su viabilidad técnica y económica”. Para ello, contará con las infraestructuras necesarias para fondear los prototipos y probarlos en condiciones reales a 1,7 kilómetros mar adentro.

Estas plantas, además, podrían convertirse en un atractivo turístico más. Según informaron en la visita de ayer, 3.000 personas han visitado hasta la fecha la central de Mutriku, que estará abierta a escolares, expertos y todos aquellos ciudadanos que tengan interés.

Fuente: http://www.noticiasdegipuzkoa.com/

Etiquetas: , , , , ,