La superficie se amplía de 195 a 1.753 hectáreas. Geodiversidad con elevaciones litorales, plataformas de abrasión, playas y dunas, acantilados, tómbolos e islotes, conforman un paisaje único.

parque-natural-de-las-dunas-de-liencres-y-costa-quebrada

Parque Natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada en Cantabria / Foto: Wikipedia

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este viernes la ley por la que se declara el Parque Natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada, creándose este nuevo espacio que constituye “un paisaje único” sobre el anterior parque de las dunas.

De este modo, la superficie del mismo se amplía, de 195 hectáreas a 1.753, que se reparten entre tres municipios: Piélagos, el 59%; Miengo, el 33%; y Santa Cruz de Bezana, el 8%. El parque se extiende desde la Punta del Águila, en el primero de ellos, hasta el Canal de la Hoz, en el límite entre el tercero y Santander, incluyendo todos los terrenos del anterior parque y los correspondientes a la zona de la Red Natura 2000.

Además de la franja costera, con acantilados y playas, incluye los islotes entre ambas delimitaciones, así como gran parte de los montes de La Picota y Tolío, en Liencres, además de praderías y otras superfices.

Con la aprobación de esta norma, por mayoría -todos los partidos han votado a favor salvo los diputados de Vox que se han abstenido- se culmina una tramitación iniciada hace quince años y se mantienen en cinco los que hay en Cantabria, aunque se amplía el de las Dunas de Liencres, el primero que se creó en 1986 y que era el de menor superficie de todos.

Así lo ha destacado durante su intervención en la Cámara el consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, quien ha repasado los diferentes hitos en el proceso seguido hasta ahora, y en el que ha destacado el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de las Dunas de Liencres, Estuario del Pas y Costa Quebrada. Se trata, ha recordado, de un requisito legal y paso previo al Parque Natural, según establece la Ley de Conservación de la Naturaleza de Cantabria. Y ha añadido que desde su aprobación en 2017 el PORN ha sido la herramienta de gestión de este territorio. También se ha regido por la Zona de Especial Conservación Natura 2000 ‘Dunas de Liencres y Estuario del Pas’, que está incluida en el Parque Natural.

Entre otras cuestiones de la normativa que ha recibido luz verde, que consta de cinco artículos, el titular del departamento ha destacado la definición del área de influencia socioeconómica de los terrenos integrados en el nuevo parque, de modo que los ayuntamientos por los que se extienden se verán compensados con el acceso a determinadas ayudas.

Además, se prevé la creación de un nuevo patronato que sustituirá al actual, con la incorporación de representantes de Miengo y Bezana, además de otros colectivos, ha indicado Blanco, que ha destacado las “singularidades” del recién creado.

Elevado uso público

Entre ellas, ha destacado el “elevado uso público” que tiene, especialmente en verano, por la afluencia de visitantes y turistas a la zona, por lo que ha apelado a la responsabilidad de todas las administraciones implicadas para trabajar en la preservación de este espacio protegido, “con una notable geodiversidad con elevaciones litorales, plataformas de abrasión, playas y dunas, acantilados, tómbolos e islotes que conforman un paisaje único”.

La nueva normativa supondrá el incremento en más de 1.500 hectáreas de la superficie de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria, superando las 152.000 hectáreas entre los cinco parques naturales (además del creado por esta ley, los de Oyambre, Saja-Besaya, Collados del Asón y Marismas de Santoña, Victoria y Joyel); el Parque Nacional de los Picos de Europalas 29 zonas de la Red Ecológica Europea Natura 2000; el Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón, y las tres Áreas Naturales de Especial Interés (ANEI) de Cantabria: La Viesca, Pozo Tremeo y Cuevas del Pendo Peña Jorao.

Incluido en el Inventario Nacional de Puntos de Interés Geológico del Instituto Tecnológico Geominero de España con otros elementos de la biodiversidad de interés, tales como la formación de matorrales, praderías o comunidades de aves marinas, la Ley de declaración del Parque Natural Dunas de Liencres persigue, entre otros, el objetivo de definir y señalar el estado de conservación de los componentes del patrimonio natural, biodiversidad y geodiversidad de los procesos ecológicos y geológicos en su ámbito territorial, así como identificar la capacidad e intensidad de uso del patrimonio natural y la biodiversidad y geodiversidad, además de determinar las alternativas de gestión y limitaciones que deban establecerse a la vista de su estado de conservación.

Altísimo valor paísajístico y natural

Desde el PP, el diputado Roberto Media ha considerado que era una ley “necesaria y conveniente” para la protección de un espacio de “altísimo” valor paísajístico y natural, así como su biodiversidad. Pero ha pedido que la norma sea “una oportunidad y no un castigo”, en el sentido de que la gestión del mismo sea compatible con los usos, para que los vecinos de la zona no vean a este parque como “un enemigo”.

“O nos ponemos las pilas, o podemos estar en el mismo punto” que con la normativa anterior, ha avisado, después de citar aspectos como los relacionados con el aparcamiento para caravanas o la depuradora de Liencres.

Por su parte, el parlamentario de Cs Diego Marañón ha considerado que con la ley que ha recibido luz verde se da “un paso más” en la protección de un espacio natural y se avanza en garantizar su conservación, de ahí el voto a favor de su grupo.

Cree también que se trata de un lugar “único” por sus características, y aunque la superficie de gran extensión, alberga “extraordinarios” valores paisajísticos. Y al estar próximo a grandes núcleos de población, ha planteado, por ejemplo, que los ayuntamientos mejoren la accesibilidad a sus arenales, o que se establezcan mecanismos de control y vigilancia para evitar el mal uso de estos terrenos protegidos.

Un capricho de la naturaleza

Para la diputada regionalista Mónica Quevedo, la zona de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada es “un capricho de la naturaleza“, con un paisajes “sobresaliente”, que incluye desde mares a desiertos ha dicho-, y que “tenemos muy cerca y estamos obligados a cuidar”. “Es una joya del patrimonio natural de Cantabria“, ha remachado.

El parlamentario del PSOE Mario García Oliva también ha subrayado este “singular” paisaje y espacio, y ha considerado “milagroso” que hayan llegado a nuestros días valores que ha de proteger la nueva ley.

También ha puesto el acento e la necesidad de que la norma no sea un “punto final”, sino un “punto y seguido” al PORN, para por ejemplo actuar ya sobre la presión que sufre este espacio en los meses estivales o la masificación y desorden que conlleva la afluencia de visitantes y el que haya un aparcamiento “en pleno corazón” del parque.

Fuente: EcoAvant

Etiquetas: