La empresa gaditana Konectia, junto a la Agencia de Medio Ambiente y Agua, coordina un proyecto de investigación que está permitiendo diseñar una metodología de transformación del biogás generado en vertederos en hidrógeno para su aprovechamiento como fuente energética.

Este proyecto, titulado ‘Obtención de hidrógeno a partir de biogás’, y en el que también colabora el grupo de Catálisis de la Universidad de Cádiz (UCA), ha sido financiado, según un comunicado de la Fundación Descubre, en un 50 por ciento por Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) y la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA).

El director gerente de Konectia, David Chichilla, ha señalado que el objetivo es “crear un sistema compacto que permita generar una fuente de energía limpia y eficiente como es el hidrógeno en los distintos vertederos de Andalucía”.

El biogás es una mezcla de gases compuesta mayoritariamente por metano (entre 40-70%) y dióxido de carbono, y contiene además pequeñas proporciones de otros gases como hidrógeno, nitrógeno, oxígeno y sulfuro de hidrógeno. El biogás tiene un alto poder calorífico “por lo que es interesante como fuente de energía por combustión en un motor”, afirma Chinchilla. Para generarlo utilizan la biodegradación de la materia orgánica, a través de la acción de microorganismos como, por ejemplo, las bacterias metanogénicas –aquellas  que descomponen la materia orgánica y forman metano– y otros factores, en ausencia de oxígeno, es decir, en un ambiente anaeróbico.

Vertedero de Montemarta, Sevilla. http://www.energiasurdeeuropa.com

Aunque toda fuente de materia orgánica es susceptible de ser fuente de biogás, entre ella los Residuos Sólidos Urbanos (RSU), que normalmente se acumulan en vertederos, la novedad que proponen los expertos gaditanos es su proceso de depuración y la aplicación de una acción denominada reformado.

Este reformado catalítico del metano –un gas que se forma por la descomposición de sustancias orgánicas aprovechable para producir biogás– consiste en una sucesión de reacciones químicas en presencia de un catalizador –una sustancia que sirve de ayuda o ‘chispa’ en una reacción y es capaz de transformar unas moléculas en otras– de manera que el metano reacciona con agua para producir hidrógeno y monóxido de carbono. Posteriormente, el hidrógeno se purifica eliminando el monóxido con ayuda de una serie de etapas físicas, químicas y biológicas que permiten eliminar los distintos contaminantes presentes en el biogás.

La etapa fundamental del proceso de depuración, “y la más novedosa”, añade Chinchilla, es la eliminación del ácido sulfhídrico –un gas tóxico y de mal olor–, que se depura mediante una tecnología optimizada por Konectia que consiste en el uso de unas bacterias específicas y que está patentado por la UCA.

El proceso de depuración es necesario debido a los altos requerimientos de pureza en el gas, que son necesarios para el reformado, explica Chinchilla. Además destaca que actualmente “no se está aprovechando de manera eficiente la generación de biogás y esta tecnología, totalmente patentable, se plantea como una posibilidad eficiente de aprovechamiento de residuos sólidos urbanos de ahí la importancia de este proyecto”, asevera.

El hidrógeno obtenido puede ser comprimido y almacenado durante varios meses hasta que se necesite. De esta forma almacenada, este gas utilizado como fuente energía, se puede quemar al igual que cualquier otro combustible para producir calor, impulsar un motor u obtener electricidad en una turbina.

Si el hidrógeno se utilizase como combustible masivo, se mejoraría la calidad del aire y, por tanto, la salud humana y el clima, especialmente si, para obtener ese hidrógeno, se utilizase, además, electricidad obtenida a partir de las renovables, por ejemplo.

Pero a día de hoy, para la obtención de hidrógeno son necesarios otros combustibles, como en este caso el biogás. No se ha logrado aún la forma limpia y masiva de obtener el hidrógeno, pero se están dando pequeños pasos para, al menos, aprovechar los residuos que se generan a diario como fuente de energía.

Konectia es una ‘spin off’ de la Universidad de Cádiz perteneciente a Andalucía Biorregión. Fue creada en enero de 2007 por un grupo de seis investigadores con el apoyo del Programa Campus de la Agencia IDEA, dedicado a apoyar la creación de empresas partiendo de la investigación que se desarrolla en Andalucía.

Fuente: http://www.europapress.es

Una empresa gaditana investiga la obtención de hidrógeno del biogás de vertederos, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Etiquetas: , , , , , , ,