Un ejercicio recomendable antes de unas elecciones generales es conocer los programas electorales de los partidos políticos que se presentan para conocer sus propuestas y promesas. Para facilitaros el trabajo, esta entrada resume las menciones a la gestión de los recursos hídricos en los programas de los principales partidos políticos, ordenados según la intención de voto de las últimas encuestas, e incluyendo a Equo como interesante iniciativa de marcado carácter ambiental.

A pesar de que el agua está siendo uno de los temas de campaña y diferentes líderes políticos de los distintos partidos han expresado sus opiniones y lo que su partido debería hacer, he recurrido a los programas electorales, y no a hacer un dossier de prensa con declaraciones, ya que los programas son el documento que recoge los compromisos que los partidos deben cumplir en caso de que ganen las elecciones.

Partido Popular

El Partido Popular propone como objetivos, dentro del apartado “Respetuosos con el medio ambiente”  la creación de un sistema de incentivos para favorecer el ahorro, la concienciación ciudadana, la disminución de pérdidas  y la reutilización del agua:

“Aseguraremos el uso racional y sostenible del agua para que todos los hogares españoles cuenten con un suministro del recurso en cantidad y calidad suficientes. Daremos prioridad a las medidas de gestión de la demanda de agua y a su consumo eficiente mediante un sistema de incentivos que favorezca el ahorro, la concienciación ciudadana, la disminución de las pérdidas en la distribución y la reutilización de aguas.

Asimismo, contempla la realización de las obras del Pacto del Agua de Aragón, la preferencia de uso del agua en el territorio por donde transcurra y la transferencia de los sobrantes de cuencas excedentarias a deficitarias:

Nos proponemos garantizar el derecho de todos a disponer de agua suficiente y de calidad atendiendo en primer lugar a las reservas estratégicas, a la realización de las obras del pacto del agua de Aragón y a mantener el principio de preferencia de uso de los territorios por donde transcurren las cuencas, en aras al interés de sostenibilidad y del desarrollo de actividades sociales y económicas de los territorios, transfiriendo los sobrantes, si los hubiere, de aguas de cuencas excedentarias a las deficitarias.

Las medidas incluidas en dicho programa para una promover la correcta gestión integrada de recursos hídricos son:

•    Favoreceremos una gestión integral del agua que permita reducir el consumo, mejorar la eficiencia y evitar el deterioro de los recursos hídricos.

•    Promoveremos un gran pacto nacional basado, entre otros criterios, en los de unidad de cuenca, sostenibilidad medioambiental, prioridad de uso en la propia cuenca con garantía de las necesidades presentes y futuras de la misma, y solidaridad interterritorial.

•    Impulsaremos las actuaciones de saneamiento y depuración de las aguas residuales para garantizar una buena calidad de las masas naturales de agua y aumentar su disponibilidad. A la vez, fomentaremos medidas de ahorro y uso sostenible del agua.

•    Impulsaremos un sistema nacional de cartografía para la identificación y gestión adecuada de las zonas inundables y finalizaremos la designación de riesgo potencial significativo de inundación de todas las cuencas hidrográficas

Por último, es interesante señalar que en el apartado correspondiente a las infraestructuras, el Partido Popular apuesta por la participación privada en la financiación y explotación:

“Optimizaremos los modelos de participación privada tanto en la financiación como en la gestión, explotación y mantenimiento de las infraestructuras mediante una asignación eficiente de los riesgos. […] Propiciaremos una participación privada más activa en la gestión del ciclo integral del agua”.

Partido Socialista Obrero Español

Las medidas propuestas por el Partido Socialista Obrero Español contemplan, al igual que en el caso del Partido Popular, la firma de un pacto nacional por el agua convocando a todos los agentes implicados. Asimismo, se considera la aprobación de los planes hidrológicos de cuenca, el desarrollo de una legislación en materia de aguas que aborde el régimen económico y el sistema de concesiones, el ahorro y la eficiencia de los recursos  hídricos, la articulación de bancos públicos del agua para la reasignación de concesiones en desuso y la aplicación de la Ley de Aguas en el caso de las aguas subterráneas, con la finalidad de registrar todos los aprovechamientos anteriores a dicha Ley.

Convocaremos a todos los agentes sociales, económicos y políticos para alcanzar una política de agua compartida acorde con las directivas europeas, en el que debe considerarse la construcción de nuevas infraestructuras como la última opción a valorar –tras el ahorro, la mayor eficiencia, la reutilización y la reasignación de concesiones existentes- si no existiesen otras alternativas viables, teniendo en cuenta su coste económico y ambiental. Se trata, por tanto, de abordar las obras hidráulicas en España con un criterio mucho más selectivo que en el pasado, acorde con las necesidades de contención del déficit público, las mayores exigencias de conservación de nuestros ríos, y las prospectivas de disponibilidades futuras de recursos hídricos que acompañan a los diagnósticos en materia de Cambio Climático, promoviendo un mejor uso de las infraestructuras ya existentes, muchas de ellas infrautilizadas por pérdidas, por falta de conexiones adecuadas, o por insuficiente demanda efectiva.

Aprobaremos todos los planes hidrológicos de cuenca con el objetivo de garantizar, incluso en períodos de sequía, el acceso al agua en cantidad y calidad suficiente para todos los ciudadanos, así como el mantenimiento de los ecosistemas fluviales. Para ello aprovecharemos el liderazgo de nuestras empresas en todas las tecnologías de ahorro, gestión, obtención y tratamiento del agua.

Desarrollaremos una nueva legislación sobre aguas, que actualice el régimen económico para incentivar el uso eficiente del agua y reducir la contaminación; establezca criterios para justificar excepciones al principio general de recuperación de costes; fomente el uso integrado de aguas superficiales y aguas subterráneas; posibilite la reasignación de las concesiones de uso del agua a través de los Bancos Públicos de cada cuenca, y consolide una arquitectura de responsabilidades compartidas acorde con las competencias de cada una de las Administraciones.

Ahorro y eficiencia. En España hay aún mucho margen para reducir la necesidad de agua, en particular en la agricultura, donde puede reducirse aún más el consumo de agua por hectárea regada. También es necesario un uso más eficiente de los recursos disponibles a partir de la mayor reutilización del agua, adecuadamente depurada, tecnología que actualmente no conlleva ningún riesgo para todos los usos distintos del abastecimiento.

Reasignaremos usos a través de Bancos Públicos. Los derechos concesionales históricos sobre el agua que no se utilizan en la actualidad pueden ser reasignados a otros usos por parte de los Bancos Públicos del Agua, que pueden ya obtener recursos por caducidad de concesiones, por compra temporal de derechos, o por asignación al banco de los recursos que libera la modernización de regadíos.

Promoveremos la plena aplicación de la Ley de Aguas de 1985 sobre las aguas subterráneas, mediante el registro de todos los pozos existentes con anterioridad a la entrada en vigor de dicha Ley, potenciando la colaboración con los usuarios de los mismos.

Además de desarrollar los puntos básicos sobre gestión de los recursos hídricos, el programa electoral del PSOE contempla el recurso agua como nueva fuente de suministro energético, como potencial generador de empleo en el sector de la depuración de aguas y como pilar básico de la cooperación al desarrollo.

Izquierda Unida-Los Verdes

El fundamento principal del programa electoral de Izquierda Unida-Los Verdes la promoción de la gestión pública del agua, y habla sobre ello en dos de sus apartados: Propuestas para una gestión pública del agua, dentro del Eje de Propuestas Ambientales; y El agua como servicio público, dentro del Eje de “Propuestas para unos servicios públicos de calidad”.

En las Propuestas Ambientales, Izquierda Unida-Los Verdes reclama la gestión pública del agua, la recuperación de costes y la promoción del ahorro, el mantenimiento de la capacidad de renovación de las masas de agua.

El agua es un bien común que debe gestionarse como un recurso público no mercantil, un bien universal con acceso garantizado como un derecho humano. La nueva cultura del agua reclama el principio de la recuperación de costes, incluidos los ambientales en todos los servicios relacionados con el agua, según la Directiva Marco del Agua.

El agua es más que un recurso aprovechable, es un bien público, una parte del paisaje y elemento fundamental para el soporte de la vida y los ecosistemas.

Una política de uso social, racional y sostenible del agua debe primar la eficiencia, el ahorro, la reutilización y la depuración integral; y mantener la capacidad de renovación de los ríos, humedales, aguas costeras de transición, y acuíferos, asegurando los caudales ecológicos y los planes de cuenca.

Por otra parte, en el apartado “El agua como servicio público” Izquierda Unida-Los Verdes reitera la reivindicación de la gestión pública del agua proponiendo: la aprobación de una ley que lo garantice; la apuesta por la mejora por los servicios del agua; el refuerzo de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (ACOPAS); la lucha contra los procesos de privatización; la eliminación del canon de saneamiento; y el control estricto en los casos en que el servicio de gestión del agua se lleve a cabo por un operador privado:

•   La defensa de la gestión pública de los servicios de abastecimiento y saneamiento y su oposición a su privatización. IU propondrá en el Parlamento una Ley que garantice la gestión pública de dichos servicios, similar a la existente en algunos países europeos (p.e. Holanda).

•    La apuesta permanente por la mejora de los servicios del agua, implantando nuevos modelos que mejoren la eficacia, eficiencia, equidad y calidad del servicio y que aseguren su transparencia y la participación ciudadana en sus órganos de dirección.

•    Apoyar y reforzar la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS), entidad de defensa de la gestión pública del agua, de apoyo técnico entre las empresas públicas y de cooperación público-público con los servicios públicos del tercer mundo.

•    En caso de que se inicien procesos de privatización IU se compromete a luchar contra ellos en colaboración de sindicatos y movimientos sociales, exigiendo que esta decisión se adopte, al menos, con transparencia y de forma democrática con la participación efectiva de los ciudadanos afectados.

•    IU propondrá un proyecto de Ley para que desaparezca la figura del canon concesional, dinero que debe pagar el concesionario al Ayuntamiento por gestionar un servicio de agua o de otro tipo privatizado. El cobro del canon, que además encarece el servicio, constituye uno de los mayores incentivos para la privatización.

•    En caso de que el servicio esté privatizado IU se compromete a ejercer un control estricto del funcionamiento del servicio, analizando sus deficiencias y denunciando los incumplimientos del Contrato y cuantas irregularidades cometa el concesionario. Además plantearemos, con la sociedad civil, su remunicipalización.

Los programas electorales muestran diferencias en la futura gestión hídrica en España. Foto: Trasvase Tajo-Segura CEDEX


Unión, Progreso y Democracia

De las 424 propuestas que contempla Unión, Progreso y Democracia en su programa para las elecciones del próximo sábado, seis de ellas tienen relación directa con la política de gestión de los recursos hídricos: Diseño de una política hidráulica nacional, recuperación por parte del Estado de las competencias constitucionales sobre gestión del agua, elaboración de un nuevo Plan Hidrológico, penalización de consumos elevados de agua, implantación de redes separadas de abastecimiento y riego para su reciclaje y universalizar el tratamiento de aguas y realizar una correcta gestión de los residuos de las estaciones depuradoras.

146 – Diseñar una política hidráulica nacional que trate el agua como un recurso común e todos los españoles y facilite el regadío.

346 – Retorno al Estado de todas las competencias constitucionales sobre gestión el agua en una Administración Hidráulica única y descentralizada, con Organismos de Cuenca dependientes e ella, delimitadas por demarcaciones hidrográficas y con respeto absoluto del principio de unidad de cuenca, y retorno al Estado del Dominio Público Marítimo Terrestre transferido a las Comunidades Autónomas.

347 – Elaboración de un nuevo Plan Hidrológico que garantice la protección uniforme e las aguas y su mejor aprovechamiento, con decisiones racionales sobre trasvases, desaladoras y otras obras hidráulicas necesarias, preservando la cobertura de las necesidades a largo plazo.  Uniformización de los criterios de gestión de la Planificación Hidrológica, de la Gestión del Dominio Público Hidráulico y del establecimiento y explotación de Infraestructuras hidráulicas, y de los criterios y normas de aplicación a cánones y tarifas, como elementos de unidad de mercado e igualdad entre todos los españoles.

348 – Penalizar mediante un sistema tarifario o certificaciones de balances hídricos los consumos desproporcionados y no básicos de agua.

349 – Implantar redes separadas de agua potable y de riego, asegurando usos alternativos a las aguas depuradas antes de su vertido al medio.

363 – Universalizar el tratamiento de aguas residuales e incrementar la metanización de los residuos orgánicos. Impulso de la valorización de lodos de las estaciones depuradoras de aguas residuales mediante su aplicación agrícola controlada como forma de combatir la erosión del suelo, mejorando los criterios de seguridad y control en las aplicaciones.

Convergencia y Unió

El Programa de Convergencia i Unió contiene un apartado dedicado al agua en el que se incluyen cuatro exigencias al Gobierno Central: compromiso de soportar económicamente a las Comunidades Autónomas en las medidas que incentiven el uso racional del agua, financiación de actuaciones que mejores la efienciencia del agua, el cumplimiento de compromisos económicos en saneamiento y la aportación de recursos necesarios para el cumplimiento de las medidas agronómicas en las Tierras del Ebro.

•    Exigirem al Govern de l’Estat el compromís de donar suport econòmic a les Comunitats Autònomes en les mesures incentivadores d’un ús racional de l’aigua en els àmbits agrari, industrial i domèstic.

•    Sol—licitarem el finançament d’aquelles infraestructures que permetin avançar efectivament cap a un ús més eficient de l’aigua.

•    Seguirem apostant per estudiar el transvasament del Roine, alternativa a un model d’abastament d’aigües exclusivament fonamentat en la explotació de dessaladores.

•    Exigirem el compliment dels compromisos econòmics contrets per part del Govern central en matèria de sanejament d’aigua, com a pas previ i imprescindible per poder avançar cap a la seva reutilització.

•    Exigirem al Govern de l’Estat l’aportació d’aquells recursos necessaris per tal de donar compliment a les mesures agronòmiques que han de garantir la compatibilització del desenvolupament socioeconòmic a les Terres de l’Ebre i la seva estabilitat i preservació ambiental

Partido Nacionalista Vasco

El programa del Partido Nacionalista Vasco para las próximas elecciones dedica el apartado relacionado con el medio ambiente a su propuesta energética. Únicamente hace referencia a los recursos hídricos en su apartado de infraestructuras, reclamando la ejecución de infraestructuras de interés general declaradas en el Plan Hidrológico Nacional y pendientes de ejecución y las infraestructuras contempladas en el marco del Plan Nacional de Regadíos.

Equo

Por su parte, Equo realiza 179 propuestas, de las cuales un número importante tienen el agua y su gestión como argumento principal:

140. Plan de Clausura para el cierre en cuatro años del medio millón de pozos ilegales que existen en nuestro país.

141. Abandono definitivo de la construcción de grandes embalses y trasvases.

142. Revisión de las concesiones de explotación de las hidroeléctricas. Cumplimiento de las sentencias judiciales firmes contra aquellas obras hidráulicas que no hubiesen superado la aprobación de impacto ambiental. Implementación de un canon de uso del agua a las hidroeléctricas.

143. Implementar la normativa de sistemas de drenaje sostenibles para las aguas pluviales.

144. Prohibición de la privatización de los abastecimientos urbanos y los sistemas de saneamiento. Eliminación de las construcciones existentes en los cauces de los ríos, promoviendo una restauración de riberas con criterios ecológicos.

146. Traslado a la legislación estatal de la Directiva Marco del Agua.

147. Fijación de un precio real del agua, que refleje los costes del ciclo integral del agua. Estrategia sostenible del regadío y aplicación correcta de la Ley del Aguas con el objetivo de lograr un uso más sostenible y social del agua. Cumplimiento de la directiva marco del agua.

148. Incorporar a nuestro sistema legislativo los principios de la nueva cultura del agua.

149. Reforma de la Ley de Aguas que asegure la unidad de gestión de las cuencas hidrográficas mediante la adecuada armonización de las competencias estatales y autonómicas.

El Agua en los Programas Electorales, 5.0 out of 5 based on 3 ratings