No cabe duda que “el paisaje presente es el resultado del paisaje del pasado”, actúa como un documento de carácter material, pero también intangible, que la sociedad carga de significados a lo largo de la historia. Tal y como describen algunos expertos, como Shama, Santos o Maderuelo, el paisaje es en realidad el palimpsesto de la memoria de un pueblo, de manera que cuando miramos un territorio, no observamos simples elementos, sino que este es un texto, que, como dice Martínez de Pisón, nos habla de su fisionomía, su relieve, su vegetación, su clima, su cultura, su historia, así como de quienes lo han habitado.

La memoria del paisaje es nuestro patrimonio

año europeo patrimonio cultural

Fuente: https://europa.eu/cultural-heritage/about_es

Así “el paisaje se convierte en memoria cuando se puede construir una biografía” en donde se atesora la identidad de un pueblo, su lengua, sus tradiciones. Habitualmente, se suele realizar el acercamiento al paisaje desde su concepción visual. Sin embargo, el paisaje abarca también el universo sonoro, olfativo y táctil. Es fácil evocar un paisaje a través de un olor, una canción o incluso una determinada sensación vivida recordada en la memoria.

De esta forma, el paisaje es memoria, una acumulación de recuerdos, con un simbolismo determinado y de relaciones entre los ciudadanos y el paisaje; que también deja huella en los turistas. Esto convierte al paisaje en una ventana a través de la cual el turista puede observar una cultura diferente y entender sus señas de identidad por medio de su memoria.

Durante el 2018 estamos celebrando el año Europeo del Patrimonio Cultural (AEPC). El cual busca “promover el compartir y apreciar el patrimonio cultural europeo (tangible e intangible) como recurso universal” basado en la historia, riqueza cultural, arquitectónica, gastronómica, … elementos que forman nuestra herencia y patrimonio común que permite conocernos como personas, comunidades y sociedades, en nuestro pasado, presente y futuro a través de la memoria de nuestros paisajes.

¿Qué iniciativas se están desarrollando para poner en valor la memoria de nuestros paisajes para aumentar la sensibilidad de la sociedad en esta materia?

El proyecto Qvadraria senderos del paisaje y la memoria”, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEADER) y el Gobierno de Navarra, se compone de tres recorridos señalizados (a pie y en bicicleta) en los que se puede conocer la historia y funcionamiento de las canteras romanas de Cascante (Navarra).

Durante el recorrido, el visitante puede acceder a unas audioguías descargables en el teléfono móvil desde códigos QR. Los cuales de forma amena y ordenada ayudan al visitante a disfrutar, entender e interpretar el paisaje cultural y natural de Los Royales, con especial incidencia en las canteras romanas de hace 2.000 años y las formas geológicas de hace 22 millones de años bajo el cielo inmenso de Cascante, en la Ribera de Navarra.

Fuente: http://rutasqvadraria.es/

Web oficial Qvadraria: http://rutasqvadraria.es/

En el curso del que soy tutor, ofertado desde el Instituto Superior del Medio Ambiente, sobre Paisaje e Intervención Ambiental, que se imparte en su totalidad en modalidad ON LINE, dedicaremos – en su próxima edición – especialmente atención a la discusión de cómo construir un territorio que favorezca el proteger y poner en valor el paisaje cultural y natural como parte de nuestra memoria común como ciudadanos. Además, veremos en detalle las herramientas para valorar la calidad visual del paisaje así como la normativa e instrumentos legales que se le aplican como las herramientas de gestión, ordenación y protección que permitan dar respuesta a la cada vez mayor demanda del mercado de profesionales con formación integral en este campo.

Con ello, queremos contribuir aportar conocimiento y  herramientas técnicas para consolidar el concepto de memoria del paisaje, así como abrir nuevas perspectivas para gestionar con eficacia el medio natural y cultural, a efectos de aportar beneficios a la sociedad ….

Te esperamos

La memoria del paisaje es nuestro patrimonio, 5.0 out of 5 based on 2 ratings