A pesar de todas las consecuencias negativas que están asociadas a la pandemia de la Covid-19, también podemos celebrar algunas consecuencias positivas. Han sido muchas las evidencias que han puesto de manifiesto como el confinamiento y el periodo post-covid han permitido, entre otras cosas, mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades de forma espectacular.

La reducción drástica de la movilidad hacia nuestros centros de trabajo, hacia los colegios, los comercios o los puntos de ocio, provocó una mejora sin precedentes en la calidad del aire en las ciudades de nuestro país. Esto ha demostrado que, si se tiene voluntad de cambiar nuestros patrones de movilidad, se pueden lograr mejoras que tienen una clara recompensa. No obstante, todos deseamos que se produzca una vuelta a la normalidad, pero es evidente que no puede producirse volviendo a replicar nuestros patrones de movilidad. También la movilidad espera alcanzar una nueva normalidad, más sostenible, que mejore nuestra calidad de vida. Por ello, medidas como el teletrabajo, probablemente hayan venido para quedarse al haber demostrado ser viables y eficientes no sólo en términos de impacto ambiental, sino también en términos de rendimiento laboral.

La oportunidad para apostar por la movilidad sostenible es ahora

Fuente: Pixabay

El cambio de paradigma provocado por la crisis de la Covid-19, está facilitando la labor de sensibilización y de información que debe realizarse en todo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUs). Las organizaciones privadas, la administración pública y los trabajadores somos conscientes, ahora más que nunca, de que otro modelo de movilidad es posible. Una prueba más de ello es que estamos ante las puertas de una Ley de Movilidad Sostenible, cuyo Anteproyecto de Ley se encuentra actualmente en fase de consulta pública.

Por tanto, podemos afirmar, sin mucho riesgo, que la oportunidad de la movilidad sostenible es ahora. Es el momento de poner en marcha actuaciones que tengan como objetivo la implantación de formas de desplazamiento más sostenibles (caminar, bicicleta, transporte público, etc.) y que garanticen el crecimiento económico, la cohesión social y la defensa del medio ambiente, es decir, una mejor calidad de vida para la ciudadanía. Y para lograrlo existe una herramienta muy eficaz, los Planes de Movilidad Urbana Sostenibles (PMUS).

La cuestión es que para que un PMUS sea efectivo es necesario conocer bien la forma de desarrollarlo, las fases que se deben seguir, los agentes que deben participar… conocer el éxito (y el fracaso) de determinadas medidas llevadas a cabo previamente por otras organizaciones para evitar fracasos y replicar los éxitos.

Todo esto es lo que pretende resolver el Curso de Técnico en Movilidad Sostenible que planteamos desde el Instituto Superior de Medio Ambiente por lo que, si tienes interés por la movilidad sostenible o si quieres implantar un PMUS si en tu Ayuntamiento, en tu empresa, en tu polígono industrial, en tu centro educativo, en tu pequeña empresa…, te recomendamos  formarte previamente. El curso está pensado para resolver todas estas dudas y para adquirir los conocimientos necesarios para impulsar un PMUS.

Más información sobre próximas fechas del curso, matrícula, bonificaciones o descuentos: https://www.ismedioambiente.com/programas-formativos/tecnico-en-movilidad-sostenible/

La oportunidad para apostar por la movilidad sostenible es ahora, 5.0 out of 5 based on 1 rating